TERRORISMO

Los socios de Chivite muestran de nuevo su cercanía a ETA: Bildu no condena el asesinato de Casanova en Berriozar

El partido radical que aúpo a la presidenta al Gobierno y que negocia los presupuestos de Navarra vuelve a exponer su apuesta por la violencia y el terror. 

Raúl Maiza, alcalde de Berriozar de EH Bildu, en el salón de plenos del consistorio. IÑIGO ALZUGARAY / ARCHIVO
Raúl Maiza, alcalde de Berriozar de EH Bildu, en el salón de plenos del consistorio. IÑIGO ALZUGARAY / ARCHIVO

El partido con el que María Chivite llegó al poder en Navarra y con el que sustenta su gobierno y aprueba los presupuestos ha vuelto a demostrar, una vez más, su cercanía con los terroristas de la banda criminal ETA

Lo han hecho de nuevo en Berriozar, donde hace 20 años los pistoleros asesinaron al vecino Francisco Casanova y donde los sucesores de Herri Batasuna siguen jaleando y mostrando su apoyo al terrorismo. 

Navarra Suma presentó una moción con motivo del aniversario del crimen que no se debatió en pleno hasta este lunes, cuando todos los presentes tuvieron que comprobar con estupor como los portavoces del terror, el odio y la violencia volvieron a justificar el crimen y se negaron, un año más a condenar lo ocurrido el 9 de agosto de 2000.

En aquella fecha, los amigos de Bildu y ahora socios prioritarios de María Chivite, dispararon por la espalda al subteniente Casanova cuando llegaba a su domicilio en la calle Askatasuna de la localidad. Mikel Ayensa y Alberto Viedma fueron condenados a 30 años de cárcel en 2004 por un crimen que Bildu se sigue negando a condenar. 

La propuesta de acuerdo que Navarra Suma llevo al pleno recibió el apoyo de los regionalistas, de PSN y de IE pedía que el consistorio mostrase su rotunda condena a este y a todos los atentados cometidos por la banda terrorista ETA, que se promoviera un minuto de silencio en recuerdo y homenaje a Francisco Casanova y que el Ayuntamiento mostrase su solidaridad con quienes han sufrido el terrorismo. 

Un último apunto, que no recogió el apoyo de IE pero sí de Navarra Suma y PSN, mostraba su reconocimiento a Vecinos de Paz, el colectivo que ha tenido un labora incansable de apoyo en defensa de la dignidad de las víctimas del terrorismo. 

El portavoz de Bildu que intervino en el pleno, Alfonso Arnesto, fue una de las personas que acudió a la cárcel para visitar a los asesinos de Casanova, en un nuevo y claro ejemplo más de la simbiosis entre ETA y Bildu. 

Daniel Cuesta, portavoz de Navarra Suma, que tachó de cobarde a los concejales de Bildu, señaló que la declaración hablaba de los hechos ocurridos el 9 de agosto de 2000 en Berriozar, mientras los abertzales trataban de confundir con "otras violencias". 

"Tienen que escurrir el bulto pero le insistiremos hasta la saciedad para que nos digan qué otras víctimas u otras violencias hubo el 9 de agosto de 2000. Si está dejando caer que los asesinos de Paco Casanova fueron víctimas de lo que hicieron voluntariamente, le invito a que nos lo haga saber. Estamos hablando de un relato sin subjetividad en lo ocurrido aquel día. Hace 15 días le mandaban abrazos a un asesino, su formación está dirigida por un condenado por terrorismo", señaló Cuesta en referencia al secuestrador Arnaldo Otegi. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socios de Chivite muestran de nuevo su cercanía a ETA: Bildu no condena el asesinato de Casanova en Berriozar