• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:45

 

 
 

TRIBUNALES

Comienza el juicio a la 'Banda de Badoo': torturaron a un vecino de Tudela y mataron a una persona

Usaban esta web para atraer a sus víctima, dos heridas graves y una asesinada, con promesas de contactos sexuales para robarles.

Comienza el juicio a la Banda de Badoo, que torturó a tres personas y mató a una de ellas.
Comienza el juicio a la Banda de Badoo, que torturó a tres personas y mató a una de ellas.

La Audiencia de Zaragoza ha iniciado este martes el primero de los juicio a la conocida como Banda de Badoo, porque usaban esta web para atraer a sus víctimas con promesas de contactos sexuales para robarles y que asesinó a una persona e hirió de gravedad a otras dos en el verano de 2019.

Los tres miembros de esta banda -un marroquí residente en la localidad de Pedrola de 35 años y su pareja, una mujer venezolana de 34, y un supuesto cómplice- han negado su participación en el robo a un inmigrante rumano, hechos que se les imputan en este primer juicio.

Tanto el acusado marroquí, Mohammed A., como su pareja, Hedangeline Candy A.L, han respondido sólo y con brevedad a su abogada que no conocían al inmigrante rumano y que ni le golpearon ni le robaron dinero de su cuenta de crédito tras amenazarle con un cuchillo en el cuello para que les dijera el número pin de su tarjeta de crédito.

Un testimonio que ha mantenido el supuesto cómplice de los dos anteriores acusados en estos hechos al afirmar que el día en que ocurrió el robo, la noche del 26 de julio de 2019, no estaba en Pedrola (Zaragoza) sino en Vinaroz (Castellón).

Las acusaciones, no obstante, han afirmado que la persona que fue captada esa misma noche en un cajero automático de Gallur (Zaragoza) mientras operaba con la tarjeta de crédito de la víctima mostraba, como él, dos tatuajes en sus pantorrillas.

La víctima del asalto también ha reconocido a la acusada sentada en el banquillo como la persona que contactó con él a través de Badoo y con la que se reunió posteriormente en un tramo de carretera próximo a Gallur.

En un momento de ese trayecto, paró el coche y dos individuos encapuchados se abalanzaron sobre él; después de estar tumbado en el suelo boca abajo, recibió una descarga eléctrica con una pistola táser, antes de ser amordazado de pies y manos con bridas e introducido por la fuerza en su propio vehículo, ha relatado.

Tras proporcionar la clave de su tarjeta de crédito a los asaltantes bajo amenazas, la víctima, que ha recordado que uno de sus atacantes tenía tatuajes en sus pantorrillas, fue abandonada en un descampado, momento que aprovechó para desembarazarse de las bridas y pedir ayuda.

En este primer juicio de los tres a los que se enfrentará este mes la banda, ha declarado como testigo su segunda víctima, un vecino de Tudela de 59 años, que ha confirmado que los dos agresores eran la pareja sentada en el banquillo.

Este testigo ha relatado a instancias de la acusación que la procesada le citó unos días después del primer suceso en una pequeña estación ubicada en Luceni que se encontraba desierta en esos momentos y que poco después fue objeto de un violento asalto.

La primera jornada del juicio por el primero de los robos de la banda, en el que la fiscalía pide para cada uno de los acusados penas que suman 16 años de prisión y una indemnización conjunta de 4.795 euros, ha finalizado con el testimonio de la persona que quiso adquirir el vehículo Mercedes que la banda sustrajo a la tercera de sus víctimas, un empresario vasco que resultó asesinado en el asalto.

Este testigo ha reconocido a la pareja sentada en el banquillo como las personas con las que se reunió junto al aparcamiento de un supermercado para formalizar la compra del vehículo, puesto a la venta por internet. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comienza el juicio a la 'Banda de Badoo': torturaron a un vecino de Tudela y mataron a una persona