TRIBUNALES

Aznárez tendrá que responder en el juzgado por la polémica exposición del Parlamento sobre el franquismo

Ha sido citada para un acto de conciliación previo a petición de Jaime Ignacio del Burgo por daños en el honor a su familia. 

Ainhoa Aznárez en la inauguración de la exposición en el Parlamento Navarra 1936 Nafarroa. S. REDÍN.
Ainhoa Aznárez en la inauguración de la exposición en el Parlamento Navarra 1936 Nafarroa. S. REDÍN.

La presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez, deberá comparecer este viernes en los juzgados de Pamplona para explicar si autorizó personalmente la exposición contra el franquismo en la que se vinculaba al padre de Jaime Ignacio del Burgo con la "barbarie cometida en Navarra en 1936", como ella misma señaló en la inauguración de la exposición. 

El expresidente de Navarra ha requerido a un acto previo de conciliación a la presidenta del Parlamento para que explique si hace suyos o comparte los contenidos "calumniosos e injuriosos" de la exposición contra el padre de Del Burgo. 

En la exposición avalada por Aznárez y encargada a dedo un miembro de su partido, José Ramón Urtasun, también se representaba al hijo de Jaime Ignacio del Burgo en un cuadro junto a su mujer, por lo que en el acto también se le pide a la presidenta del Parlamento que reconozca que Jaime del Burgo no tiene nada que ver con lo ocurrido en 1936. 

En su cita en los juzgados, Aznárez tendrá la oportunidad de disculparse por los "daños morales causados" o bien reafirmarse en los contenidos que ella misma promovió. 

UN REQUERIMIENTO NOTARIAL PREVIO

Mientras la exposición estaba todavía abierta al público, el propio Jaime Ignacio del Burgosolicitó mediante un requerimiento notarial la retirada de uno de los textos explicativos de los cuadros de la exposición sobre la "represión" de 1936, en los que a su entender se calumniaba a su padre, ya fallecido. 

Del Burgo solicitó también la retirada de unos de los cuadros de la exposición en el que se representa a su hijo Jaime del Burgo y a su mujer, Telma Ortiz, hermana de la reina Letizia

En caso de no retirarlos, el exdiputado y abogado advertía que interpondría contra Ainhoa Aznárez, como presidenta del Parlamento, las acciones legales pertinentes "por autorizar y permitir que la sede de una institución como el Parlamento de Navarra, y con empleo de fondos públicos, sea utilizada para calumniar".

Según Del Burgo, "es absolutamente falsa y contraria a la verdad histórica la idea, que se transmite en la exposición, de que la sublevación del 19 de julio en Pamplona y la posterior represión fue responsabilidad de “los requetés carlistas de Del Burgo”, como se cita textualmente en uno de los textos de un cuadro. 

Aznárez, en su respuesta, intentó quitarse responsabilidad, como si no fuera ella la presidenta del Parlamento, y cargó toda la responsabilidad en la Mesa y Junta del Parlamento, que según ella votó a favor de la exposición y, posteriormente, se negó a retirarla. 

En la muestra, junto a los polémicos cuadros a los que se refiere Del Burgo, también se presentó al exalcalde de Pamplona Enrique Maya como un asesino de 1936. Maya solicitó también la retirada, pero Aznárez se negó a ello. En ese mismo cuadro aparecía también el exjefe de la Policía Municipal de Pamplona, así como otros elementos que se quieren asociar a hechos que no tienen relación con lo ocurrido hace 80 años


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aznárez tendrá que responder en el juzgado por la polémica exposición del Parlamento sobre el franquismo