PREMIUM  TRIBUNALES

Los tribunales dan la razón a una pareja navarra que contrató una hipoteca en yenes y su deuda creció 105.000 €

Pidieron un crédito de 240.000 euros y, ocho años después, debían al banco 105.000 euros más de lo que contrataron.

La pareja pidió el crédito hipotecario en yenes.
La pareja pidió el crédito hipotecario en yenes.  

La Audiencia Provincial de Navarra ha fallado en favor de una pareja navarra que había contratado una hipoteca mutidivisa, inicialmente en yenes japoneses por aparentes ventajas, pero que en ocho años vio cómo los 240.000 euros solicitados se convertían en una deuda de 378.258 euros.

Así lo ha señalado en una nota la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), que valora que se trata de la primera sentencia a favor de un consumidor en hipoteca multidivisa y contra "esta cláusula abusiva", en la que la Audiencia de Navarra considera que el perfil del matrimonio "no es el de experto en productos financieros", y condena a Bankinter a recalcular el crédito en euros desde el contrato.

Explica Asufin que la pareja suscribió en el 2008 el préstamo en yenes y, al observar meses después cómo subían las cuotas, cambiaron tres veces de divisa, "en un intento desesperado de seguir cumpliendo sus obligaciones", pero terminó pidiendo una carencia de dos años ante la situación que vivía la familia.

"Pero el drama se agigantó cuando fueron conscientes de que debían al banco, ocho años después, 105.000 euros más de lo que contrataron", pese a lo que habían pagado ya a la entidad.

Tras presentar una demanda, el juzgado de primera instancia de Tudela falló en favor del banco, al subrayar que fueron los consumidores los que pidieron este tipo de préstamo, y son ellos los que deben probar que no hubo transparencia en la información, además de considerar como "evidencias de que conocían los riesgos" los tres cambios de divisa que hicieron.

Recurrido el fallo, la Audiencia Navarra ha fallado a favor del matrimonio, al considerar que estas cláusulas no fueron negociadas y que, al tratarse de un producto complejo, Bankinter debió informar a los consumidores con más diligencia, ademas de considerar que la evolución del tipo de cambio entre el euro y el yen "era predecible, y el banco incurrió en dolo omisivo al ocultarlo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los tribunales dan la razón a una pareja navarra que contrató una hipoteca en yenes y su deuda creció 105.000 €