TRIBUNALES

Desestimado un recurso interpuesto por Patxi Zabaleta sobre unas supuestas calumnias "que no existieron"

Ha rechazado el recurso del fundador de Aralar al entender que no existen calumnias ni injurias en unas publicaciones de Facebook. 

Patxi Zabaleta, exparlamentario foral
Patxi Zabaleta, exparlamentario foral  

La sección primera de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por Patxi Zabaleta por unas presuntas calumnias e injurias que a principios de 2015 habría vertido contra él el ahora concejal de Urdax Íñigo Imaz.

Los hechos denunciados por Zabaleta, y ya desestimados el pasado mes de enero por el Juzgado de lo Penal 4, se remontan al 31 de enero de 2015 cuando Imaz criticó en el facebook del fundador de Aralar la "mala práctica" política de éste.

Por ello el denunciado mostraba su satisfacción porque otros como Sortu aplicaran a Zabaleta su "misma medicina" y hubieran planteado como candidato a la alcaldía de Pamplona a Joseba Asiron y no a él, como había "pactado".

Ocho días después en el mismo facebook el denunciado afirmaba que el "socio de toda la vida" de Zabaleta le había "pillado facturando trabajitos de espaldas al despacho y de forma personal", por lo que le había "mandado a la EME" y dejado "solito". "Cada vez más y más te ven el plumero".

La Audiencia Provincial ha confirmado ahora el criterio del juez de lo Penal y ha rechazado el recurso del político abertzale al entender que no existen calumnias ni injurias.

En relación con las calumnias, la sentencia precisa que no son tales sino "atribuciones genéricas" y que no se hace una acusación concreta de un hecho delictivo sino que se habla de una irregularidad.

La sala tampoco aprecia un delito de injurias, y en este sentido subraya que se trata de una "crítica política" de la que no se han derivado circunstancias adversas graves para Zabaleta, aunque algunas expresiones del denunciado puedan ser de dudoso gusto.

Por el contrario, Patxi Zabaleta defendió la existencia de un delito de calumnias al atribuirle "un hecho inequívoco, facturar trabajos al margen" de su despacho, lo que de ser cierto supondría, dijo en su recurso, un delito societario con "dolo específico" al ser él abogado, y una apropiación indebida o hurto.

En cuanto al delito de injurias, Zabaleta sostuvo que "dada la gravedad de las imputaciones" estas se hicieron a su juicio sin duda "con el ánimo de injuriar".

Conocida la decisión de la Audiencia, Íñigo Imaz destaca en un comunicado que este fallo "pone fin a un calvario" propiciado por "un señor que hace muchas cosas mal pero que no soporta que se sepa que las hace y mucho menos cómo las hace".

Y cita las elecciones forales y municipales de 2011 cuando Zabaleta "decidió liquidar Aralar" pactando con Bildu, lo que generó "desconcierto y numerosas bajas", y el congreso que "diseño a su medida" después para convertir "un partido confederal en un partido centralista".

Según Imaz, entre 2011 y 2015 ha opinado públicamente en numerosas ocasiones sobre Zabaleta pero éste no le denunció, pidiéndole una indemnización de 25.000 euros, hasta que hizo pública su candidatura al Ayuntamiento de Urdax para así, precisa, "desacreditarme" e "impedir" la "legítima labor opositora" a una agrupación "cercana a UPN". Pero, concluye, "no todo vale en política, señor Zabaleta". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Desestimado un recurso interpuesto por Patxi Zabaleta sobre unas supuestas calumnias "que no existieron"