PREMIUM  TRIBUNALES

La Audiencia Nacional estudia este lunes si mantener en prisión a los presuntos agresores de dos guardias civiles en Alsasua

La juez ha destacado que "todos ellos conocían con anterioridad la condición de los guardias civiles, siendo la causa por la que fueron insultados". 

Miles de personas se manifiestan en Alsasua a favor del pueblo. PABLO LASAOSA20
Miles de personas se manifiestan en Alsasua a favor del pueblo. PABLO LASAOSA20  

La Audiencia Nacional acogerá este mismo lunes una vista en la que se debatirá la apelación presentada por siete de los nueve presuntos agresores de dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra). Se decidirá así si continúa su ingreso en prisión preventiva. 

La sección cuarta de la Sala de lo Penal será la encargada de revisar la medida de prisión incondicional y sin fianza adoptada por la jueza de instrucción Carmen Lamela contra siete de los nueve procesados por la agresión ocurrida el 15 de octubre.

El pasado 22 de noviembre, una semana después de tomarles declaración y mandarles a prisión, la magistrada procesó a esas nueve personas por delitos de terrorismo en concurso ideal con delitos de atentado, de odio y lesiones.

Los siete jóvenes en prisión fueron identificados por las víctimas como autores de la agresión. Se trata de Jokin Unamuno, Iñaki Abad, Oihan Arnanz, Julen Goikoetxea, Jon Ander Cob, Aratz Urrizola y Adur Ramírez de Alda.

El primero sería uno de los principales "promotores" del movimiento "Ospa Mugimendua" en Alsasua -que dinamiza la campaña de la izquierda abertzale "Alde Hemendik" (Fuera de Aquí)-, "en el que estarían integrados el resto de investigados", según la jueza.

"Todos ellos conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento (agredidos), siendo esta única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados", destacaba la jueza en el auto de procesamiento, previo a la apertura de juicio oral.

Considera, además que la campaña cuenta "con el apoyo de Bildu, Sortu y Ernai". De hecho, concreta que en la localidad de Alsasua a este movimiento tuvo su origen en marzo de 2011, cuando se creó la denominada 'Comisión Antirrepresiva de Alsasua' que ha venido desarrollando diferentes actividades.

El colectivo busca, según la juez, "influir en la vida de los miembros de la Guardia Civil para que se sientan objetivo de grupúsculos violentos y tengan dificultades para realizar sus actividades diarias, tales como realizar sus compras, disfrutar del tiempo libre con sus parejas o apuntar a sus hijos a actividades, instando a otros ciudadanos a evitar ningún vínculo afectivo con ellos". Quien incumple estos preceptos "es tildado de afín al Instituto Armado y puede también convertirse en objetivo".

Según el relato realizado por la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, el teniente y el sargento de la Guardia Civil se encontraban, de paisano y fuera de servicio, realizando unas consumiciones en el bar Koxka de Alsasua cuando, alrededor de las tres y cuarto de la madrugada entró en el bar uno de los detenidos acompañado de una menor y se dirigió al segundo para decirle que no tenía derecho a estar allí.

"CABRONES, FUERA DE AQUÍ"

En este momento intervino el teniente, diciéndole que les dejara en paz, pese a lo cual insistió en su actitud. Entre tanto se fueron acercando entre veinte y veinticinco personas que les rodearon y comenzaron a amenazarles e insultarles con expresiones como "esto os pasa por venir aquí", "tenéis lo que os merecéis", "iros de aquí", "hijos de puta", "cabrones fuera de aquí", "perros", "putos pikoletos", "txakurras", "alde hemendik (fuera de aquí)" "utzi pakean" (dejadnos en paz), para a continuación "comenzar a golpearles".
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Audiencia Nacional estudia este lunes si mantener en prisión a los presuntos agresores de dos guardias civiles en Alsasua