TRIBUNALES

"De la cárcel se sale, pero del cementerio no": juicio a tres atracadores de una Caja Rural en Navarra

Entraron al interior de la oficina con un martillo y un hacha y amenazaron a los empleados para que les dieran el dinero de la caja fuerte y del cajero automático. 

Una de los agentes de la Guardia Civil desplazado hasta la sucursal bancaria que fue objeto de un atraco en Larrainzar Foto GUARDIA CIVIL
Una de los agentes de la Guardia Civil desplazado hasta la sucursal bancaria que fue objeto de un atraco en Larrainzar Foto GUARDIA CIVIL  

La Fiscalía de Navarra pide entre 4 y 5 años de prisión para tres acusados de atracar con un martillo y un hacha la sucursal de Caja Rural de Navarra de Larrainzar, de la que se llevaron más de 37.000 euros en marzo de 2019. A uno de ellos, extranjero, le conmuta la solicitud de la pena con la expulsión del país por 10 años. 

Este miércoles comienza el juicio en Pamplona contra los tres supuestos atracadores, que encerraron en el interior del edificio a los trabajadores y les llegaron a amenazar con quitarles la vida si nos les entregaban el dinero de la caja fuerte y del cajero automático: "De la cárcel se sale, pero del cementerio no", le dijo un acusado al director de la sucursal mientras le ponía el filo de su hacha en su nuca. 

Los tres atracadores, según el escrito de acusación de la Fiscalía, llegaron en la furgoneta de uno de ellos hasta una calle próxima, donde se quedó en actitud vigilante uno de ellos. 

Los otros dos accedieron al interior de la oficina en la calle San Pedro de la localidad "de manera sorpresiva" y tapando sus caras con gorros y capuchas para evitar ser reconocidos. El primero lo hizo portando un martillo en la mano y se le acercó a uno de los trabajadores gritando: "Esto es un atraco, dame el dinero y el teléfono móvil, no toques la alarma”, al tiempo que obligó al empleado a tumbarse en el suelo boca abajo y le ató las manos a la espalda con una cinta de tela. 

Otro de los ladrones accedió a la oficina portando un hacha y directamente se dirigió al despacho del director. Le exigió que el entregara su teléfono móvil y le encerró en un aseo con el primer empleado y otra trabajadora, los tres que estaban en ese momento trabajando. 

A partir de ese momento comenzaron a exigir que les dieran las contraseñas y abrieran la caja fuerte y el cajero automático, para llevarse todo el dinero. Lo hicieron con el hacha y el martillo en la mano y amenazando a los tres empleados. "Si haces lo que te decimos no te haremos daño”, le advirtieron a una de las empleadas. 

Consiguieron apoderarse de 5.700 euros de la caja fuerte y de 32.600 euros del cajero automático, mientras encerraron en el aseo y volcaron unos armarios en la puerta para que los trabajadores no pudieran salir. Además, dañaron las cámaras de vigilancia y se llevaron un teléfono de alta gama del director. 

La Guardia Civil investigó los hechos y localizó a los tres atracadores en mayo de 2019. Con orden judicial se accedió a los domicilios de los tres ahora acusados donde se localizó parte del dinero proveniente del robo repartido en billetes pequeños en distintas estancias de los domicilios.

Según el escrito del fiscal, con el dinero del robo compraron, entre otros objetos, una videoconsola Play Station 4, cascos de sonido, 15 juegos para la consola, un iPhone, un reloj Lotus, un reloj Viceroy, una bicicleta de montaña, así como una furgoneta. Con el dinero del robo, uno de ellos pagó 470 euros del alquiler de una vivienda vacaciones. 

En total, se recuperaron en metálico unos 8.000 euros en billetes provenientes del robo entre las tres viviendas de los autores del robo. 

Junto a los años de prisión o, en su caso, expulsión del país para uno de ellos, la Fiscalía también solicita que indemnicen a Caja Rural con los 37.802 euros sustraídos, así como en 2.000 y 3.000 euros respectivamente al director y a una empleada por el trastorno y el perjuicio moral causado que le obligó a la trabajadora a permanecer un tiempo incapacitados para su trabajo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"De la cárcel se sale, pero del cementerio no": juicio a tres atracadores de una Caja Rural en Navarra