PREMIUM  TRIBUNALES

Un juez da tres días a Asirón para que modifique el mini retrato del Rey que colocó para tratar de burlarse de una sentencia

El alcalde de Pamplona sigue acumulando resoluciones contrarias en su cruzada por incumplir las normas ornamentales del salón de plenos. 

Asirón ha colocado un mini retrato del Rey Felipe VI entre otros dos grandes cuadros en el salón de plenos, pero el juzgado no lo acepta.
Asirón ha colocado un mini retrato del Rey Felipe VI entre otros dos grandes cuadros en el salón de plenos, pero el juzgado no lo acepta.  

El juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Pamplona le ha dado un plazo de tres días al alcalde de Pamplona para que reponga el cuadro del rey en un tamaño preferente después de que Joseba Asirón (Bildu) pretendiera burlarse de la justicia colocando un mini retrato de Felipe VI en el salón de plenos entre dos cuadros enormes. 

Se trata de la enésima resolución judicial contra el alcalde de Pamplona y su cuatripartito, empeñados en saltarse la ley mediante acciones ridículas en la ornamentación municipal que contempla la ley y que en todo momento han sido recurridas y ganadas por la Abogacía del Estado en la Comunidad foral

Asirón ordenó cambiar en un primer momento las banderas y el cuadro del rey y la justicia le obligó a restablecerlos en un "lugar preferente". Sin embargo, Asirón se ha dedicado a intentar marear a los jueces, con cambios de esquina de los retratos y las banderas y, en último caso, con la colocación de un mini retrato del Rey, que la justicia vuelve a considerar inadecuado y que lo único que persigue es saltarse la norma. 

En el caso de las banderas, el juzgado da por buena la nueva ubicación, pues han quedado colocadas en uno de los laterales tras la presidencia, por lo que se considera que se ha cumplido la sentencia en esta medida. 

Sin embargo, se entiende que la sentencia "no está ejecutada ni cumplida con respecto de la colocación del cuadro del Rey en un lugar preferente". 

El Ayuntamiento arguye que el cuadro ya no se encuentra en la pared del fondo, sino que ha vuelto a ser colocado en la pared lateral, justo en la puerta de acceso. "El problema - dice el auto judicial -  es que se ha reducido considerablemente el tamaño del retrato y se ha colocado rodeado a ambos lados de dos grandes cuadros de dimensiones notablemente más amplias". 

Señala el juez en su resolución que la norma no habla de las dimensiones exactas del retrato del Rey para que se considera cumplida la normativa, e indica que la imagen ahora colocada tiene un tamaño de 34x22 cm, similar a un folio dinA4 más el marco. 

Según la jurispruencia marcada en otras sentencias similares, la fotografía tiene que tener un tamaño suficiente para que pueda ser apreciada la imagen presidiendo el salón de sesiones por cualquier persona media, estableciéndose de forma orientativas las medidas de la fotografía en unos 29x20 cm, por lo que el cuadro colocado por Asirón podría entrar dentro de las medidas aceptadas.

Sin embargo, el juez no acepta la chufla de Joseba Asirón, que ha colocado a ambos lados del retrato del Rey otros dos de gran tamaño para minimizar la presencia del cuadro del soberano.

"El contexto ornamental que rodea al cuadro anula la condición de 'preferencia' en la ubicación que exige la norma, ya que al haberse optado por un retrato de reducidas dimensiones el hecho de estar rodeado por dos grandes cuadros minimiza por completo al del Rey, y le priva por tanto de la nota de preferencia que marca la norma para su ubicación". 

Por este motivo el juez considera "no cumplida la sentencia" y le traslada al consistorio pamplonés la orden de que cumpla el pronunciamiento dotando de preferencia a la ubicación del retrato del Rey, "para lo cual se estima más que suficiente un plazo de tres días". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un juez da tres días a Asirón para que modifique el mini retrato del Rey que colocó para tratar de burlarse de una sentencia