• jueves, 17 de junio de 2021
  • Actualizado 20:09

 

 
 

TRIBUNALES

Expediente al policía que no actuó en el caso de Burlada: una vecina declaró que vio al asesino con el cadáver

El policía consideró que ya no se podía hacer nada y ni avisó a sus superiores ni reflejó en el parte la declaración de la mujer. 

Efectivos de Bomberos de Navarra acercan a la orilla la lancha con la que se busca el cuerpo de Blanca Marqués, asesinada por su pareja en Burlada. PABLO LASAOSA
Efectivos de Bomberos de Navarra acercan a la orilla la lancha con la que se buscó el cuerpo de Blanca Marqués, asesinada por su pareja en Burlada. PABLO LASAOSA

El Ayuntamiento de Burlada ha abierto un expediente disciplinario al agente que no actuó tras la alerta de una vecina que acudió a las dependencias policiales para declarar que había visto de madrugada al asesino trasladar el cadáver de Blanca Marqués, asesinada horas antes en la localidad. 

Esta inacción del agente propició que no se investigaran los hechos a tiempo, no se detuviera antes al asesino y que, ahora, se le pueda aplicar el atenuante de confesión, cuando tardó casi dos días en reconocer los hechos y alertar que había tirado el cuerpo de la mujer al río.

En cualquier caso, el expediente va a quedar de momento en suspenso de manera provisional hasta que no se resuelva la causa judicial sobre el asesinato de la mujer de Burlada que investiga el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Pamplona. 

El agente explicó en su momento que no tomó medidas cuando la vecina relató los hechos porque "habían transcurrido muchas horas, ya no se podía hacer nada" y, además, no tenía conocimiento "de ningún hecho relacionado". 

El expediente se lleva a cabo por "la grave desconsideración con los ciudadanos en el ejercicio de sus funciones", la "omisión de dar cuenta a los superiores respectivos de cualquier asunto que requiera su conocimiento o decisión urgente" y por otra falta muy grave por la "violación del secreto profesional y la falta de sigilo sobre asuntos que puedan perjudicar la labor policial". El agente distribuyó de manera pública una carta con su versión de los hechos, de la que este medio informó en su momento

LOS HECHOS

Francisco Javier Nieto, asesino confeso de la mujer de Burlada, de 48 años, bajó el cuerpo desde el domicilio que la pareja compartía en Burlada sobre las 5 de la madrugada. Lo hizo envuelto en una manta, lo metió en su coche y lo llevó hasta el punte de Arre, desde donde lo lanzó al río Ultzama. 

En ese momento, una vecina vio a Nieto portando un bulto sospechoso que resultó ser el cuerpo sin vida de la vecina asesinada. A esta mujer le llamaron la atención las zapatillas (botas) rosas que sobresalían del bulto, así como la actitud del hombre a las 5 de la madrugada. Ocurrió en la calle Las Maestras de la localidad. 

Sin embargo, a esa hora de la noche, no llamó a la policía. Explicó que no tenía batería en el móvil. Al día siguiente, convencida de lo que había visto, acudió hasta la sede la Policía Municipal de Burlada para explicar lo ocurrido. El asesino confeso ya había lanzado el cuerpo al agua y aún no había reconocido el crimen. Nadie le buscaba ni tenía conocimiento de lo ocurrido. El cuerpo no apareció hasta cinco días más tardes en la zona del Vergel del río Arga en Pamplona. 

La testigo compareció el domingo 15 enero ante la policía de Burlada sobre las 14.15 horas y el hombre no acudió a la policía que había matado a su pareja y la había tirado al río. Sin embargo, el policía expedientado no actuó ante el relato de la mujer ni avisó a sus superiores y otros compañeros. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Expediente al policía que no actuó en el caso de Burlada: una vecina declaró que vio al asesino con el cadáver