TRIBUNALES

El asesino de Burlada confesó el crimen a su exmujer y a su hija horas antes de hacerlo ante la policía y pasó la noche con ellas

Francisco Javier Nieto acudió a casa de su exmujer y su hija el domingo por la tarde, les contó a ambas el crimen y pasó la noche previa a entregarse en su domicilio. 

Blanca Esther Marqués Andrés junto a Francisco Javier Nieto Jiménez.
Blanca Esther Marqués Andrés junto a Francisco Javier Nieto Jiménez.  

Francisco Javier Nieto Jiménez, asesino confeso de su pareja el pasado fin de semana en Burlada confesó a su exmujer que había matado a Blanca Esther Marqués Andrés. Lo hizo el domingo por la tarde, horas antes de entregarse a la policía el lunes por la mañana. 

El asesinato de Blanca Marqués, de 48 años, tuvo lugar el sábado sobre las 5 de la tarde en la vivienda que la mujer compartía con el detenido, de 50 años. Todo se produjo por una discusión sobre un viaje, según declaró el hombre ante la juez. En un momento dado la situación se acaloró y la mujer le pidió que se fuera de casa. Abrió la puerta de la vivienda y, cuando estaba de espaldas, el hombre aprovechó para cogerla del cuello y estrangularla. 

Nieto no llamó a servicios de emergencias ni alertó a la policía en ese momento. Se fue de la vivienda y no regresó hasta las 12 de la noche del sábado al domingo. En esa madrugada, sobre las 5 horas, bajó el cuerpo envuelto en una manta, lo metió en su coche y se trasladó hasta el punte de Arre sobre el río Ulzama para lanzar el cadáver al agua sobre las 5.30 horas de la noche. 

Al día siguiente el asesino confeso acudió a tomar café y unas cañas a sus lugares habituales, mantuvo contacto con algún amigo de manera normal y no dio explicaciones a nadie sobre lo ocurrido. De hecho, por la tarde vio buena parte del partido Granada-Osasuna en televisión en un bar mientras intercambió mensajes de whastapp. Uno de ellos fue a su exmujer, con quien está en trámite de divorcio. Le dijo que había hecho algo muy malo y que quería hablar con ella y con su hija.

El hombre, ya el domingo por la tarde, se trasladó hasta la vivienda de su exmujer, también en Burlada, en la que reside con la hija de ambos, de 14 años. Allí les confesó lo que había hecho, que había matado a su actual pareja y que tenía intención de quitarse la vida. 

No hubo llamadas a la policía en ese momento y Nieto pasó la noche en la casa de su exmujer y con su hija después de haberles informado del asesinato. Al día siguiente, cuando se levantaron, acudió acompañado de su exmujer a la comisaría de Policía Nacional de Pamplona para autoinculparse de lo ocurrido y confesar el asesinato de Blanca Marqués

Ya en comisaría, antes de ser formalmente detenido, envió otro mensaje de whatsapp a un grupo de amigos en el que les explicaba que iba a pasar muchos años en la cárcel. Toda esta información se añade a la reconstrucción de los hechos efectuada tras las declaración ante la juez. 

Nieto permaneció en dependencias de la Policía Nacional desde el lunes hasta que la juez el martes se le tomó declaración. La juez del Juzgado de Violencia sobre la Mujer  señala que "de la declaración del investigado existen indicios de prueba que dan veracidad a su propio relato". Lo envió a prisión al entender que existe riesgo de fuga, que hay que evitar que pueda ocultar, alterar o destruir pruebas y que existe gran alarma social

EL CUERPO SIGUE SIN APARECER

Durante la mañana del miércoles se han reanudado las labores de búsqueda de Blanca Esther Marqués en los ríos Ulzama y Arga. Trabajan en ello seis bomberos, cuatro de ellos del grupo de rescate acuático. También el helicóptero del Gobierno foral busca el cuerpo de la mujer, de 48 años.

Miembros de Protección Civil y de DYA se ha sumado a las labores, muy complicadas por las condiciones del río. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El asesino de Burlada confesó el crimen a su exmujer y a su hija horas antes de hacerlo ante la policía y pasó la noche con ellas