PREMIUM  TRIBUNALES

Artur Mas: "La iniciativa política del 9N fue mía como presidente de la Generalitat"

Ha afirmado ante el Tribunal Superior de Justicia que los voluntarios del 9N fueron "pieza clave imprescindible" para organizarlo. 

Artus Mas reconoce que la iniciativa del 9N fue suya. EUROPA PRESS
Artus Mas reconoce que la iniciativa del 9N fue suya. EUROPA PRESS  

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha afirmado ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que le está juzgado por desobediencia y prevaricación que fue suya la "iniciativa política" de la consulta sobre la independencia de Catalunya el 9 de noviembre de 2014 y de su gobierno, y que es el responsable de todo.

En la última pregunta de su abogado, Xavier Melero, sobre si también fue el responsable de abrir los institutos, Mas ha afirmado que es "el máximo responsable de la idea del proceso de participación" y de haber sustituido una consulta sobre la independencia suspendida por el TC por un proceso participativo en el que participaron 2,4 millones de personas.

Tras concluir su respuesta, el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, ha intervenido para puntualizar que no había respondido a la pregunta concreta, a lo que Mas ha contestado de forma taxativa: "He dicho que era responsable de todo, si digo de todo, de esto también".

Mas, que solo ha contestado a las preguntas de la defensa en el juicio en el que se sienta en el banquillo como acusado, ha aseverado: "Quiero dejar claro que las directrices venían de la presidencia de la Generalitat y de mi mismo, los otros miembros del Govern siguieron estas directrices, eso afecta a Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs".

El expresidente catalán ha recordado que la iniciativa de impulsar el 9N tenía "unas raíces profundas claras, y estrictamente democráticas", y ha hecho un repaso a los acontecimientos políticos desde que avanzó las elecciones en noviembre de 2012. Mas ha puntualizado que desde un principio se dijo que la consulta no era vinculante ni tendría consecuencias jurídicas, por lo que posteriormente se convocaron unas elecciones autonómicas de manera legal para conocer la posición de los catalanes, lo que supuso en el Parlament "una mayoría a favor de la independencia de Catalunya".

Respecto a las valoraciones de la consulta, ha resaltado que la junta de fiscales de Catalunya consideraron que no había indicios de delito y que en unas declaraciones públicas el 8 de noviembre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó que lo que se iba a celebrar al día siguiente no era un referéndum ni nada que se le pareciese y no tenía ningún efecto.

Ante la suspensión del TC, Mas ha explicado que tuvo que contraponer "dos deberes", el de escuchar la petición de la ciudadanía y de un proceso que estaba en marcha y el de atender una resolución del TC. "El otro deber era un deber mayor por el mandato parlamentario y el llamamiento de la ciudadanía", ha indicado Mas.

"Entendí que ante la imposibilidad de suspender, de la indefinición de la suspensión del TC y ante lo que pasaba en el país, mi deber era que esa jornada se pudiera celebrar en condiciones de normalidad democráticas", ha subrayado.

AVISO DE BARRIENTOS

Sobre si tuvo conocimiento de las denuncias que se presentaron el día de la consulta en los juzgados de guardia, Mas ha declarado que al ver cómo se desarrollaba el proceso participativo se dieron cuenta de que actuaban "correctamente" y se ha preguntado por qué, si era tan evidente que eso era un delito, el TC no hizo nada para hacer cumplir su providencia.

Esta pregunta retórica ha hecho que Barrientos le reprendiera recordándole que no es objeto de su declaración formular preguntas, que solo debe responderlas, y Mas ha respondido que no iba a hacer preguntas pero sí afirmaciones: "El TC en ningún momento hizo nada para hacer cumplir la notificación".

Ha insistido en que la actitud de la Fiscalía de guardia, no actuó para parar la consulta ni realizó ninguna actuación: "Ninguna actuación quiere decir ninguna", ha remachado. VOLUNTARIOS IMPRESCINDIBLES Mas ha asegurado que los 42.000 voluntarios que participaron en la consulta del 9 de noviembre de 2014 "fueron elemento y pieza clave imprescindible de la organización del 9N" y sin ellos hubiera sido materialmente imposible.

Ha explicado en el juicio que, después de que el TC suspendiera el 29 de septiembre varios preceptos de la Ley autonómica de consultas y la convocatoria de la consulta popular, hubo un cambio de formato en el que la administración "ya no tenía capacidad por ella misma de llevar a cabo el proceso participativo".

Según ha dicho, sobre todo querían hacer "algo serio y que se entendiera en todo el mundo", y que, ante un proceso de alta complejidad organizativa y logística, o se apuntaba mucha gente o no se hubiera podido llevar a cabo.

Así, ha dicho que en ningún caso se hubiera podido llevar a cabo la consulta "sin la participación de los 42.000 voluntarios", y ha recordado que, en un principio, cuando pidió la participación de voluntarios para organizar la consulta, dijo que necesitaban 20.000.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Artur Mas: "La iniciativa política del 9N fue mía como presidente de la Generalitat"