CASO OSASUNA

Dos árbitros dicen que no vieron nada extraño en los partidos de Osasuna y Betis bajo sospecha de amaño

Alfonso Álvarez Izquierdo y Juan Martínez Munuera han declarado como testigos en el juicio del caso Osasuna.

El colegiado Martínez Munera, que esta temporada pitó el Osasuna-Barcelona en El Sadar, ha declarado como testigo en el juicio del caso Osasuna sobre el presunto amaño del Osasuna-Betis en 2014. IÑIGO ALZUGARAY
El colegiado Martínez Munera, que esta temporada pitó el Osasuna-Barcelona en El Sadar, ha declarado como testigo en el juicio del caso Osasuna sobre el presunto amaño del Osasuna-Betis en 2014. IÑIGO ALZUGARAY

El árbitro Alfonso Álvarez Izquierdo, que dirigió el Betis-Valladolid de la temporada 2013-2014, y el árbitro Juan Martínez Munuera, que dirigió el Osasuna-Betis, han afirmado que no vieron nada extraño o destacable durante los partidos, bajo sospecha de amaño.

Álvarez Izquierdo, que ha declarado como testigo en el juicio del caso Osasuna, ha afirmado que no vio nada que le llamara la atención en el Betis-Valladolid. "Como ya declaré en su momento, sí que vi que el Betis no hizo una buena campaña, y vi el querer despedirse de su afición con una victoria, nada más, no vi nada anormal. Esos partidos a final de temporada siempre tienen un poco más de intensidad por lo que se estén jugando", ha asegurado.

El árbitro, ya retirado, ha señalado que no le avisaron desde la Federación ni desde la Liga que pudiera haber alguna sospecha sobre este partido y que nunca en su trayectoria le han puesto sobre aviso en algún otro encuentro por sospechas de este tipo.

En todo caso, ha asegurado que el Betis-Valladolid no le llamó la atención "en especial porque se produjesen hechos extradeportivos". Ha precisado que "es difícil valorar si hay un error humano o un error enmascarado". "Nosotros no podemos entrar en esa valoración, porque pueden ocurrir fallos que entendemos que son errores porque los jugadores fallan. Para nosotros es muy difícil salvo que sean gestos muy claros, muy evidentes, teatrales", ha dicho, para señalar que nunca ha recogido en el acta de un partido anotaciones de ese tipo ni ha escuchado conversaciones entre jugadores que apunten a amaños.

Por su parte, Martínez Munuera, que arbitró el Osasuna-Betis, ha señalado que no recuerda nada extraño del partido y que esa misma temporada dirigió otros partidos del Betis y no vio en el de Pamplona algo diferente al resto. Según ha dicho, lo más reseñable del encuentro fue que se derrumbó una parte de la grada.

El árbitro ha señalado, respondiendo a preguntas del abogado de Osasuna, que una vez finalizados los partidos suelen visionarlos para ver errores y aciertos, y ha apuntado que no recuerda nada extraño o destacable. Tampoco vio una actitud poco intensa en los jugadores del Betis.

Del mismo modo, ha señalado que no escuchó conversaciones antes del partido que apuntaran a un posible amaño y que tampoco le pidieron que prestara especial atención a ese encuentro porque existieran sospechas.

En todo caso, Martínez Munuera ha afirmado que él no ha consignado nunca en un acta ninguna referencia a actitudes sospechosas y que no conoce que otros árbitros lo hayan hecho.

Según ha señalado, los comportamientos sospechosos que se pueden anotar son "conversaciones sobre algo ilegal" que haya oído el árbitro entre jugadores o una actitud para dejarse ganar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos árbitros dicen que no vieron nada extraño en los partidos de Osasuna y Betis bajo sospecha de amaño