PREMIUM  TRIBUNALES

Abren juicio oral por los delitos societarios y alzamiento de bienes en la quiebra de Construcciones Flores

El auto, contra el que no cabe recurso, ratifica las medidas cautelares adoptadas durante la causa.

Sede de las oficinas de la empresa Construcciones Flores en Gorraiz. ARCHIVO
Sede de las oficinas de la empresa Construcciones Flores en Gorraiz. ARCHIVO  

La titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz ha decretado la apertura de juicio oral por la quiebra de Construcciones Flores contra ocho personas por los delitos de insolvencia punible, estafa agravada, societario, alzamiento de bienes y apropiación indebida.

El auto, contra el que no cabe recurso, ratifica las medidas cautelares adoptadas durante la causa y requiere al acusado par que, en el plazo de un día, presente en fianza una cantidad de 7.186.000 euros para asegurar las responsabilidad pecuniarias que pudieran imponerse.

En junio de 2017, la juez dictó una resolución en la que apreciaba indicios de delitos societarios y de alzamiento de bienes en la quiebra de la empresa Construcciones Juan Bautista Flores, una de las más importantes en su momento del sector en Navarra. 

En ella consideraba que la presidenta de la empresa C.F. junto con el administrador de European Credit, J.M.A., perteneciente al grupo Bandemia, idearon "una estrategia" para permitir a la primera poner a salvo de los acreedores el patrimonio de la constructora y al segundo enriquecerse a costa de ese patrimonio y en detrimento de estos. 

Además la magistrada veía indicios de delito en la actuación de otros seis personas que también han sido investigadas vinculadas a las referidas empresas. Ahora ha determinado la apertura de juicio oral contra los ocho investigados.

El ministerio fiscal ha presentado escrito de acusación contra C.F. y J.M.A., en calidad de acusados, y A.G., como colaborador necesario, por un delito continuado de insolvencia punible por el que pide penas de cuatro años y seis meses de prisión, mientras que interesa el sobreseimiento provisional de las actuaciones respecto a los otros cinco investigados al considerar que "no existe prueba de la existencia de participación dolosa en los hechos".

Por su parte, las acusaciones personadas en el caso formulan acusaciones, en algunos casos contra todos ellos, por delitos de insolvencia punible, estafa agravada, societario, alzamiento de bienes y apropiación indebida y peticiones de cárcel, que en alguno de los delitos llegan a los seis años de prisión.

EL CASO

El autor precisa que en la Junta General de Construcciones Juan Bautista Flores del 5 de noviembre de 2011 se aprobó una ampliación de capital por compensación de créditos a favor de European Credit y Bandenia, que pasó a ser la accionista mayoritaria con el 51% del accionariado, quedando el otro 49% en manos de las hermanas Flores González.

"Se desconocen los supuestos créditos que permitieron a European Credit junto con Bandenia hacerse con la mayoría de las acciones de la constructora, pues nada al respecto consta contabilizado en las actuaciones", dice el auto.

Y añade que "tampoco la compra de las acciones ni la ampliación del capital se inscribió en el Registro mercantil", pero "sí aparece" que entre el 13 de diciembre de 2008 y el 6 de agosto de 2009 salieron de las cuentas de la concursada a otra en Cajamar de European Credit PLC (hoy Bandenia Banca Privada) 7 millones de euros. De esta cantidad, agrega la juez, casi dos millones de euros se aplicaron "a fines particulares" de J.M.A., "único con poder de disposición sobre dicha cuenta" en Cajamar.

Igualmente la instrucción arroja el 2 de enero de 2011 se formaliza un contrato de compraventa entre la Flores y el administrador de Eurepan por el que la primera vende 15 parcelas del complejo residencial de Gorraiz por más de seis millones de euros que se debían abonar en 15 pagarés con cargo a la cuenta de Cajamar, pero "tampoco han sido atendidos", aunque la operación impidió al Banco Popular ejecutar un embargo decretado judicialmente.

Consta igualmente que C.F comunicó en abril de 2009 a sus proveedores el acuerdo con European que garantizaría los pagos, lo que le permitió  firmar reconocimientos de deuda mediante pagarás avalados por esa compañía, aunque finalmente ninguna de las dos mercantiles los atendió por falta de fondos en la cuenta de Cajamar.

El auto agrega que consta igualmente que en octubre de 2009 European notificó a los proveedores el cierre del establecimiento en Madrid y que la atención se prestaría desde la oficina de Londres, para lo que daban una dirección en la que no se conoce a esta empresa. Por ultimo el auto recoge que la presidenta de Construcciones Floresvendió a Bandenia por 1,6 millones de euros su finca privada en Monte Malkaiz en septiembre de 2009, recuperándola posteriormente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Abren juicio oral por los delitos societarios y alzamiento de bienes en la quiebra de Construcciones Flores