PREMIUM  TRIBUNALES

El alcalde de Alsasua (Geroa Bai) admite que han apoyado más a los acusados que a las víctimas

Javier Ollo (Geroa Bai) defiende que se solidarizaron con las víctimas y después han centrado su atención en los acusados por la "desproporción judicial".

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo, junto al bar Koxka en el que se produjeron los hechos que investiga la Audiencia Nacional por terrorismo tras las agresiones a dos guardias civiles y sus parejas. EFE/Iván Aguinaga
El alcalde de Alsasua, Javier Ollo, junto al bar Koxka en el que se produjeron los hechos que investiga la Audiencia Nacional por terrorismo tras las agresiones a dos guardias civiles y sus parejas. EFE/Iván Aguinaga  

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo (Geroa Bai), ha admitido este viernes durante el juicio a los ocho acusados de la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de la localidad que el Ayuntamiento ha apoyado más a los sospechosos que a las víctimas por la "desproporción judicial" que, a su juicio, "se está produciendo en torno a este caso".

El primer edil, del partido Geroa Bai que preside el Gobierno cuatripartito de Navarra con el apoyo de Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, ha declarado como testigo de una de las defensas durante el juicio que se está celebrando en la Audiencia Nacional.

Ollo ha explicado que después de la agresión la Junta de Portavoces del Consistorio aprobó una resolución mostrando su respaldo al teniente y al sargento de la Guardia Civil y a las parejas de ambos.

Sin embargo, a continuación ha resaltado que "sí que es verdad que la atención del Ayuntamiento a partir de ese momento ha estado más enfocada en las personas entonces investigadas y ahora acusadas y sus familias debido a la desproporción judicial que se está produciendo en torno a este caso".

El regidor ha reconocido también que asistió el pasado sábado a la manifestación celebrada en Pamplona para pedir "justicia" para los acusados, pero ha afirmado que el objetivo de la misma no era "apoyarles" sino "pedir proporcionalidad judicial". Además, ha recordado que acudió a otra marcha que se convocó en Alsasua algo más de un mes después de los hechos para denunciar la "imagen que se había trasladado del municipio en algunos medios de comunicación porque no era real".

A preguntas de las acusaciones, Ollo ha querido dejar claro que dichas convocatorias no pedían la impunidad de los acusados, sino "sólo proporcionalidad". Tras reiterar que el Ayuntamiento aprobó una declaración "solidarizándose" con las víctimas, ha dicho también que la institución que preside "no se ha posicionado a favor de ninguna de las partes".

LOS IMPLICADOS EN LA PELEA LE ESCRIBIERON MENSAJES

Ollo ha explicado que conoce a los guardias civiles que están destinados en Alsasua porque en su labor como alcalde le "corresponde mantener reuniones" periódicas con los cuerpos de seguridad del municipio. En concreto, ha dicho que mantenía con el teniente, que era el jefe del acuartelamiento, una "relación muy correcta" y que "alguna vez" le había visto en el bar Koxka, donde ocurrió la agresión, con su novia.

Ha admitido que, después de los hechos, no fue a ver al teniente, pero que sí habló por teléfono dos días más tarde con el sargento para interesarse por su estado. Éste, según su versión, le "agradeció" el rechazo a la agresión que había manifestado públicamente. También ha indicado que no se ha reunido nunca con las familias de las víctimas.

El alcalde ha relatado cómo en la madrugada del 15 de octubre de 2016, cuando ocurrió la agresión, él acudió a la comisaría donde habían detenido a uno de los acusados para interesarse, después de recibir una llamada de una chica "muy nerviosa" comunicándole que había habido "un tumulto importante y una situación de crispación" en el bar Koxka.

Uno de los acusados, Iñaki Abad, le mandó también un mensaje en el que le informaba de que había habido un momento de "muchísima tensión" y cuando se encontró con él en el Ayuntamiento le transmitió que "algo grave había ocurrido fuera del bar Koxka, que había habido mucha tensión".

"EN PRO DE LA CONVIVENCIA"

Sobre las convocatorias de Ospa Eguna, movimiento que pide la salida de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado del País Vasco y Navarra, Ollo ha afirmado que no tiene "ningún tipo de relación, ni directa ni indirecta", con el mismo.

Sí ha dicho que el Ayuntamiento ha autorizado los actos que se programan una vez al año, concretamente "un pasacalles y una comida popular", porque "no tiene motivos para no hacerlo" y que la Delegación del Gobierno nunca ha puesto ningún impedimento.

El regidor ha señalado que el Ospa Eguna de 2016, cuando el teniente ya era jefe del acuartelamiento de Alsasua, no hubo ningún incidente. Además, ha subrayado que en Alsasua "ya no existe ningún tipo de actividades" de la kale borroka y que "la realidad social" del municipio es "mucho mejor que hace 15 ó 20 años" y que "se están dando pasos importantes en pro de la convivencia".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcalde de Alsasua (Geroa Bai) admite que han apoyado más a los acusados que a las víctimas