PREMIUM  TRIBUNALES

Libertad bajo fianza para el joven que dejó en coma a otro de un puñetazo en Pamplona mientras hablaba por teléfono

Los hechos ocurrieron en la noche del 6 de septiembre en la calle Cortes de Navarra y los dos acusados huyeron del lugar tras lo sucedido. 

Un agente de la Policía Municipal acordona con una valla un punto del centro de Pamplona, muy cercana a donde ocurrió la agresión. IÑIGO ALZUGARAY
Un agente de la Policía Municipal acordona con una valla un punto del centro de Pamplona, muy cercana a donde ocurrió la agresión. IÑIGO ALZUGARAY  

La titular del Juzgado de Instrucción nº3 de Pamplona ha puesto el libertad bajo fianza de 2.000 euros a un joven acusado de golpear y dejar en coma a un joven de 30 años, que sigue ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra. Otro detenido por los mismos hechos que no golpeó al joven ha sido puesto en libertad. 

Hasta la fecha no se conocía la existencia de detenidos por este caso, que había mantenido a la policía en permanente investigación y a los ciudadanos en vilo por el origen y la gravedad de lo ocurrido. 

Los hechos ocurrieron en la noche del 6 de septiembre cuando los dos acusados intervinieron en un conflicto que se estaba produciendo entre unas chicas y otras personas. En un momento dado, el acusado dio un salto con cuyo impulso golpeó con un puñetazo en la cara a la víctima, lo que provocó su caída al suelo y un golpe en la cabeza que le provocó un fuerte traumatismo y distintas lesiones  que le mantiene actualmente bajo sedación y conectado a ventilación mecánica. 

La juez considera que existen indicios suficientes para imputar al acusado de la comisión de un delito de lesiones, a la espera de la calificación definitiva en espera de la evolución de la víctima, sus lesiones o secuelas que pudieran conllevar una calificación aún más grave. 

Para detener a las dos personas ha sido fundamentales las declaraciones de los testigos, así como los fotogramas obtenidos de las cámaras de la zona donde ocurrieron los hechos. El detenido también compareció ante el juzgado, donde justificó los hechos alegando que sintió miedo de la situación y por eso reaccionó así. 

Sin embargo, para la juez no ha dado suficientes explicaciones sobre el temor que aduce, mientras que aprovechó que la víctimas hablaba por teléfono y, por tanto, estaba desprevenido, para darle el puñetazo con el que provocó su caída al suelo y el golpe. 

Por el momento, la juez le ha retirado el pasaporte para evitar el riesgo de fuga y le ha obligado a comparecer dos veces al mes en el juzgado. En cuanto a la otra persona investigada, que no participó directamente en la agresión, ha quedado en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado una vez al mes. 

Hay que recordar que las dos personas huyeron del lugar tras las agresión al joven, a pesar del grave estado en el que quedó al golpearse en el suelo. 

Agentes de Policía Municipal fueron los primeros en llegar y atender al herido, que en ese momento se encontraba tendido en el suelo. Los agentes reclamaron la presencia de una ambulancia que trasladó al hombre al Complejo Hospitalario de Navarra en estado muy grave. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Libertad bajo fianza para el joven que dejó en coma a otro de un puñetazo en Pamplona mientras hablaba por teléfono