PREMIUM  TRIBUNALES

La Justicia confirma la discriminación en el intento de imponer el euskera y Chivite tendrá que decidir

El TSJN ha emitido una nueva sentencia reiterando la misma posición que emitió el pasado martes y deja a Chivite ante la decisión de seguir a los nacionalistas y recurrirlas o acatarlas.

María Chivite, oresidenta del Gobierno de Navarra, durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS
María Chivite, oresidenta del Gobierno de Navarra, durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS  

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha rechazado los recursos interpuestos por Afapna y el Sindicato Médico de Navarra y el Sindicato de Enfermería (Satse) contra diversos artículos del decreto foral del euskera.

Aun así, como ya hiciera el pasado martes en el recurso presentado por UGT y el Sindicato de Personal Administrativo, ha anulado los preceptos relativos a la valoración del euskera como mérito para cualquier puesto de trabajo que no tenga perfil obligatorio en la zona mixta, la zona no vascófona y los puestos de los servicios centrales de la Administración de la Comunidad foral cuando el ingreso se realice por concurso oposición.

En sendas sentencias que pueden ser recurridas en casación, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN ha desestimado la pretensión de ambos sindicatos recurrentes de anular la totalidad del decreto impugnado.

En su recurso, Afapna había solicitado, en síntesis, la anulación de artículos sobre el número y características de puestos bilingües. Al respecto, el Tribunal sostiene que la argumentación jurídica es “endeble y equívoca” y que el sindicato no ha conseguido concretar precepto alguno que resulte infringido.

La Sala considera que esos artículos son acordes a la ley foral del euskera y a los principios constitucionales, puesto que el número y características de los puestos bilingües deberán concretarse de conformidad a los objetivos de las distintas zonas lingüísticas.

El Tribunal señala que “el artículo 25.2 del Decreto no establece los puestos bilingües, como confusamente parece afirmar o sugerir la demanda, sino que lo que contiene son los criterios (lógicamente pues estamos ante un reglamento ejecutivo) para que en un futuro se determinen tales puestos, singularmente en las plantillas orgánicas respectivas”.

“Y es que la parte demandante parece impugnar no tanto su contenido como las eventuales desviaciones que puedan surgir de su aplicación. Y debe recordarse que, en el presente momento, no cabe enjuiciar sino la norma legal recurrida, que no es, en sí misma, inconstitucional ni ilegal en el punto que tratamos, sin que quepa presumir, conforme a su contenido, una aplicación contraria a la legalidad”, apuntan los magistrados, que añaden que lo impugnable será entonces dicha aplicación, singularmente en las plantillas orgánicas, ya que no puede declararse una nulidad preventiva.

Respecto al recurso interpuesto por el Sindicato Médico y Satse, la novedad estribaba en la impugnación del artículo 27 al entender que la valoración para la zona vascófona de los méritos es “desproporcionada”, limita el acceso a otros aspirantes sin conocimiento del euskera y se opone al principio de igualdad mérito y capacidad

El Tribunal Superior, que desestima este motivo, aduce que el recurrente no ha aportado ningún parámetro de valoración que permita apreciar “la apodícticamente alegada desproporción”, así como ninguna base fáctica ni jurídica.

En ambas sentencias, al igual que en la que daba respuesta al sindicato UGT, la Sala anula la valoración del euskera como mérito para cualquier puesto de trabajo que no tenga perfil obligatorio en la zona mixta, la zona no vascófona y en los servicios centrales.

CHIVITE, TENDRÁ QUE DECIDIR

El portavoz del Gobierno de Navarra y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, este pasado martes se negó a dar la posición del Ejecutivo ante la sentencia frente al recurso presentado por UGT hasta que saliese a la luz el de Afapna y Satse. 

"Los servicios jurídicos del Gobierno tienen la sentencia, estamos a la espera de una segunda sentencia que versa sobre la misma cuestión o muy parecida y cuando tengamos todo ese conjunto haremos un análisis y tomaremos las decisiones oportunas", señaló Remírez hace menos de 24 horas

Mientras, sus socios nacionalistas lamentaron y criticaron la sentencia. La portavoz parlamentaria de Geroa Bai, Uxue Barkos, afirmó que no comparte "en absoluto" la sentencia y señaló que asumir este fallo judicial "empobrece" a la Comunidad foral, presionando al Ejecutivo para presentar el recurso de casación. 

Por su parte, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, también consideró "increíble y terrible" esta sentencia y reclamó ir más allá. "Demuestra una vez más que la única manera de avanzar en los derechos lingüísticos de la ciudadanía es la modificación de la ley del Euskera y la superación de la zonificación lingüística", comentó.

Así pues, el Gobierno de Chivite tendrá que decidir si acata estas sentencias o, como viene haciendo, sigue cediendo ante las presiones de sus socios nacionalistas y las recurre en casación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Justicia confirma la discriminación en el intento de imponer el euskera y Chivite tendrá que decidir