PREMIUM  TRIBUNALES

El condenado por atropellar y matar drogado a un joven en Tudela: "Pido perdón, que sirva para concienciar"

En la vista celebrada este martes han declarado también los padres y la novia de 21 años del joven fallecido. 

Imagen de Carlos Pellejero junto al coche que conducía el acusado.
Imagen de Carlos Pellejero junto al coche que conducía el acusado.  

Casi un año después de lo ocurrido, el acusado ha roto a llorar durante el juicio. "No se lo merecían, ojalá me pudiera cambiar por ellos". 

El conductor de Milagro que atropelló mortalmente mientras conducía drogado a un joven de Zaragoza de 20 años ha aceptado este martes en Tudela una pena de 4 años y 3 meses de cárcel, en un acuerdo al que se ha llegado con el visto bueno de la familia y todas las partes implicadas.

Inicialmente, la Fiscalía llegó a solicitar más de 7 años de cárcel por los delitos de conducción temeraria, homicidio por imprudencia grave, lesiones y omisión de socorro

La sala de vistas del Palacio de Justicia de Tudela enmudecía entre la emoción y el dolor del recuerdo a Carlos Pellejero Remacha, zaragozano de 20 años, que fue embestido por el ya condenado cuando volvía a casa junto a su novia y otros amigos. Murió en el acto

"No soy capaz de ver el final del dolor, no entiendo que yo esté viva y él no", ha declarado la novia del fallecido, que resultó también herida grave en el accidente y que ha explicado las dificultades para rehacer su vida desde que ocurrió el suceso, el domingo de Resurrección de 2017

El juicio se había señalado para las 9.30 horas en Tudela, pero los abogados y la juez han mantenido antes varias reuniones en la sala mientras se acordaban las condiciones de la condena penal, algo que ha evitado la celebración completa del juicio y ha ceñido la vista a la responsabilidad civil y las indemnizaciones. 

En la sala, custodiado por una agente de la Policía Nacional, el acusado ha permanecido sentado mientras escuchaba a la novia y a los padres del fallecido, hasta que ha llegado el turno de su última palabra. 

"Pido perdón a las víctimas, a las familias y a Dios. Me siento muy arrepentido, nunca jamás quise que pasara este accidente. No dejo de llorar, porque ellos no se lo merecían. Quiero concienciar a todas las personas para que no cometan el mismo error que yo cometí. Me gustaría poder ayudarles si ellos quieren. Ojalá pudiera dar marcha atrás y ponerme en su lugar", ha dicho entre lágrimas. 

Cuando ocurrieron los hechos, el 16 de abril de 2017, el joven conducía influenciado por cocaína y marihuana que había consumido en las horas previas. Circuló a gran velocidad por un camino rural, por donde decenas de personas regresaban después de pasar el conocido como Día del Ángel en Tudela

Invadió parte del margen derecho y atropelló a Carlos Pellejero, su novia y una amiga. El fallecido se golpeó la cabeza contra la luna del vehículo y salió proyectado unos 14 metros. Por su parte, una de las chicas fue transportada sobre el capó durante varios metros, hasta que el acusado hizo un giro para conseguir que cayera al suelo. La otra persona fue lanzada a 15 metros de distancia.

Después de lo ocurrido, se dio a la fuga, regresó a su casa de Milagro, trató de limpiar los restos de sangre del vehículo y se metió en la cama a dormir antes de ser detenido. 

"SALÍ DISPARADA DEL COCHE"

La novia de Carlos Pellejero, de 21 años y natural de Tudela, ha relatado cómo ocurrió el accidente y sus meses posteriores: "Salí disparada del coche, atravesé arbustos y caí a un agujero. Pensé que iba a morir y ahora no entiendo como el está muerto con 20 años. Él fue mi felicidad y, aunque he intentado retomar la normalidad de los estudios, no he podido volver a Zaragoza, ya no soy feliz".

La joven ha señalado que piensa que su vida ya nunca va a volver a ser lo que fue y que tiene que seguir con tratamiento médico. "Me quedé en ese agujero, no dejo de visualizar ese coche y no termino de ver el final del dolor que sufro", ha añadido. 

El padre de Carlos Pellejero ha explicado la situación en su familia tras la pérdida de su único hijo. "Al principio me quería enterar de todo lo ocurrido, buscaba noticias sobre lo sucedido y me negaba a tomar cualquier tipo de medicación. Pero poco a poco llegaron los nervios y la ansiedad, un vacío muy grande por lo que significaba para mí Carlos, con el que pasaba muchas horas", ha relatado con los ojos llorosos y la voz entrecortada. 

Ni el padre ni la madre del fallecido han retomado todavía la normalidad laboral, ya que siguen bajo tratamiento y con ayuda de especialistas y de personas de una asociación de víctimas de accidentes de tráfico. 

Uno de los momentos más duros de la sesión ha tenido lugar cuando la madre de Carlos Pellejero, de manera educada y emocionada, ha tratado de dirigirse al acusado, sentado a un escaso metro de ella, mientras explicaba la ayuda que reciben y la importancia de afrontar las responsabilidades de cada uno. 

Tanto la fiscalía como la acusación particular han solicitado aumentar parte de las cuantías de las indemnizaciones, al considerar que los baremos utilizados no contemplan una situación específica pasados los seis meses desde que ocurrieron los hechos. 

"La secuelas permanecen, se les truncó la vida al perder a su único hijo con 20 años", ha señalado la abogada de la familia. 

En un primer momento, la compañía de seguros consignó 180.000 euros para los padres, así como 10.600 euros para la novia y 7.900 euros para la amiga que les acompañaba y que también resultó herida. 

El abogado que representa al seguro ha mantenido que las indemnizaciones se ciñen a los baremos establecidos, con un máximo de 6 meses por las alteraciones emocionales. "No todo el mundo asume de la misma manera la pérdida, pero se recoge el perjuicio personal básico", ha mantenido. 

Además de los años de prisión, se ha ordenado al condenado la retirada del carné de conducir del vecino de Milagro durante un tiempo de 4 años y 9 meses.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El condenado por atropellar y matar drogado a un joven en Tudela: "Pido perdón, que sirva para concienciar"