PREMIUM  TRIBUNALES

Acoso y extorsión en Pamplona: condenada una mujer que persiguió a su víctima tras tener sexo en San Fermín

Durante los seis meses siguientes la mujer le esperaba en la calle, le llamaba de manera constante al móvil y le reclamaba dinero. 

Varias personas duermen en el suelo en un parque durante San Fermín.
Varias personas duermen en el suelo en un parque durante San Fermín.  

Una persecución constante y permanente durante meses. Así transcurrió la vida de un hombre acosado y extorsionado en Pamplona por una mujer con la que mantuvo relaciones sexuales durante los Sanfermines de 2016. 

La mujer, natural de Rumanía, ha sido condenada a tres meses de prisión y a cinco años de alejamiento de su víctima después de perseguir durante meses al hombre en Pamplona. 

La sentencia ha sido dictada de conformidad tras el acto judicial celebrado este jueves en Pamplona. La mujer se encuentra actualmente en prisión por otro caso y deberá pagar 1.000 euros de indemnización si quiere salir de la cárcel al término de la condena que cumple en la actualidad, que concluye en primavera. 

Los hechos ocurrieron durante los días de San Fermín, cuando ambos mantuvieron relaciones sexuales "esporádicas". La mujer se hizo con el móvil y dirección del hombre, con el que quedó en jornadas posteriores y al que empezó a exigir ciertas cantidades de dinero. 

Al principio, el hombre abonó el dinero pensando que de esta manera terminarían los seguimientos de la mujer, algo que no cesó en ningún momento. Se llegaron a registrar más de 40 llamadas en 4 días en el mes de diciembre de 2016, casi seis meses después de los hechos. 

Aunque el dinero extorsionado no ha podido ser cuantificado y no se ha contemplado ese delito en la sentencia, el hombre llegó a abonar más de 12.000 euros durante el periodo en el que sucedieron los hechos. 

La mujer le esperaba en la calle, le seguía y le llamaba de manera continua. El hombre buscaba rutas alternativas para despistar a la mujer o tomaba autobuses urbanos al azar sin destino fijo para conseguir evitar los seguimientos. 

UNA PRÁCTICA CONOCIDA

No es la primera vez que en Navarra sucede un caso similar y se trata de una práctica conocida, en especial empleada por personas del este, que coaccionan a sus víctimas para exigir a cambio sumas de dinero. 

Este mismo año, tres personas, también de nacionalidad rumana, se sentaron en el banquillo acusados de amenazar, robar y acosar a un hombre de 78 años en Pamplona

Durante 5 días acosaron a llamadas y a mensajes al hombre reclamándole cantidades de dinero bajo la amenaza de una denuncia por abusos sexuales a un menor que era falsa. El hombre sufrió un trastorno ansioso-depresivo tras lo ocurrido.

En marzo de este año se imputó por un delito de extorsión en el seno de una organización criminal a tres investigados de nacionalidad rumana, todos ellos integrantes de la misma familia, que lograron 39.000 euros del párroco de Tajonar tras amenazarle reiteradamente con la publicación de una fotografía supuestamente comprometedora con un menor de 17 años familiar de los anteriores.

Se trata en todos los casos de seguimientos y acosos bajo la amenaza o el chantaje de hacer públicas supuestas relaciones, en algunos casos inexistentes. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acoso y extorsión en Pamplona: condenada una mujer que persiguió a su víctima tras tener sexo en San Fermín