PREMIUM  TRIBUNALES

El abogado del 'Prenda', acusado por la violación de Pamplona: "La gente va a San Fermín a beber, a ligar y a mantener relaciones"

El abogado mantiene que el comportamiento de la chica en el camino es "inverosímil y que las pruebas no corroboran su versión"

Agustín Martínez Becerra, abogado de El Prenda.
Agustín Martínez Becerra, abogado de El Prenda.  

El abogado de uno de los detenidos por la violación de San Fermín ha intervenido hoy en el programa de Ana Rosa de Telecino para explicar los argumentos de la defensa después del contundente auto judicial que mantiene que las relaciones no fueron consentidas. 

Agustín Martínez Becerra ha explicado que José Ángel Prenda, uno de los cinco chicos sevillanos arrestados en Pamplona el pasado 7 de julio, se encuentra tranquilo en prisión. "Mi cliente se lo ha tomado con la calma que tiene que hacerlo porque todos sabíamos que esto iba a ser lento y difícil. El trabajo consiste en acreditar que el juez se equivoca porque hace una valoración subjetiva de las pruebas y hace una interpretación bastante peculiar y 'sui generis' del vídeo. La propia acusación particular ha manifestado que no acaba de ver actos de consentimiento y que no los vea no deriva que puedan existir actos de forzamiento de la voluntad de la chica", ha dicho el letrado. 

El abogado del joven sevillano mantiene en todo momento que las relaciones fueron consentidas: "Su versión ha quedado perfectamente recogida. En un momento determinado se plantea que puede existir una relación consentida por parte de una chica con varios chicos. Lo que ocurre es eso. Del propio estudio del sumario y de la lectura de pruebas y elementos colaterales se desprende que no queda acreditado nada de lo que dice la chica", ha dicho el letrado.

"La visión del vídeo, fotografías, manifestaciones que han formado parte de la aventura de estas seis personas no corroboran la versión de la chica", asegura Martínez Becerra.

Entre las líneas de argumentación de esta parte de la defensa, se explica que la actuación de la joven en los momentos previos a la supuesta violación no se corresponde con la de una persona que está incómoda, como declaró ante la policía. 

"Tal y como la chica plantea la historia son inverosímiles determinadas actuaciones que tiene a lo largo del camino al coche. Una persona que trabaja en un hotel va a declarar que los chicos llegaron junto a ella y entiende que va con ellos. A Pamplona, la gente joven va a los toros a beber alcohol, a ligar y mantener relaciones. Y por la noche muchísimo más".

NO HAY GESTOS DE RECHAZO

Uno de los asuntos sobre el que el abogado ha insistido en la entrevista, es que la chica en ningún momento dice no, según su versión. "No es no y si una mujer dice no, es no pero para que no sea no, lo primero que hay que hacer es decir no", ha dicho el letrado, que ha asegurado que era evidente para cualquiera que la relación sexual estaba siendo grabada, pese a que la joven dice que no sabía que estaban filmando.

"Los hechos ocurren en un portal a pie de calle y que durante buena parte, que son muy breves, se hacen con la luz encendida con el objeto de grabar. La cámara y el flash están encendidos porque están grabando. No hay ni un solo gesto, o negativa, ni cara de rechazo...", ha dicho el abogado, que cree que se han sacado de contexto las conversaciones mantenidas por los acusados con otros amigos en un grupo de WhatsApp.

"La cuestión de la burundanga y las conversaciones son muy desafortundas y dan pie a la tormenta perfecta. Probablemente no sean chicos modelo pero de eso a convertirlos en delincuentes o violadores, no. Son inocentes y se va a demostrar sin ningún género de dudas", ha dicho el abogado que mantiene que la joven debería aclarar a quién llamó 5 minutos antes de la supuesta violación. 

Sobre los estudios médicos efectuados a la chica, en los que no se encontraron signos de violencia, el abogado de El Prenda ha sido contundente: "Si fue tan brutal la agresión y lo hacen de manera sorpresiva e imprevista, resulta muy sorprendente, por no decir imposible, que carezca de lesiones. Habiéndose realizado por la fuerza y sin preparación, sorprende que no tenga la más mínima erosión o ningún enrojecimiento o eritema". 

EL MÓVIL APARECIÓ EN EL LABRIT

Respecto a la aparición del teléfono móvil de la víctima en la zona del Labrit en la misma madrugada, el abogado de El Prenda mantiene que sus clientes no pudieron llevarlo hasta allí. "El teléfono lo encuentra una ciudadana búlgara en una zona determinada. Declara sobre las 09.30 h. Los chicos son interceptados durante las vaquillas y cuando son interceptados no se les cachea y no se detecta ningún teléfono. Se les indica que se vayan de allí a la zona donde tiene el coche. Para dirigirse allí no pasan por esa zona. Difícilmente podrían haber desplazado el móvil a esa zona". 

EL MÓVIL CON LA GRABACIÓN

Otra de las líneas de la defensa es mantener que los cinco detenidos entregaron el móvil con la grabación de forma voluntaria a la policía. "Cuando a las 9 de la mañana, la policía foral les pide explicaciones sobre lo que han hecho durante la noche y les comunican que pueden estar acusados de un delito de agresión sexual, voluntariamente les ofrecen el móvil de forma exculpatoria. ¿Piensan que alguien cometa un delito, lo grabe y al ver a la policía le entreguen la copia del vídeo para justificarse?", mantiene el abogado de El Prenda. 

EL AUTO DEL JUEZ FUE MUY CONTUNDENTE

El juez acordó la semana pasada en un contundente auto mantener en prisión provisional sin fianza a los cinco procesados por la supuesta violación de la joven de 18 años la madrugada del pasado 7 de julio en Pamplona.

El magistrado afirma en la resolución que “las declaraciones formalmente coincidentes de los procesados no resisten el contraste con las grabaciones de vídeo realizadas por ellos mismos en el portal en las que no se aprecia consentimiento alguno por parte de la víctima sino mero sometimiento a una apabullante situación de superioridad física y numérica y de abandono ante la imposibilidad de oponerse a las pretensiones lúbricas impuestas por sus agresores”.

El juez afirma que los procesados se rieron de ella y la humillaron. “No se oye ninguna petición expresa de consentimiento para determinados actos ni la actitud de los procesados durante las grabaciones indica que esperen ese consentimiento específico para nada de lo que ejecutan, ni para una grabación de la que la víctima no da muestras de ser consciente en ningún momento y que se produce en posiciones especialmente vejatorias para las que es impensable que hubiera podido prestar tal consentimiento, ni se atisba finalmente indicio alguno del disfrute por parte de la víctima siquiera mínimamente de los actos que se ve obligada a soportar”, describe.

Frente a la insistencia de los procesados en sus declaraciones en que la víctima no dijera explícitamente que no a los actos a los que era sometida, contrapone el juez, “debe tenerse en cuenta que fue introducida de forma sorpresiva en un portal viéndose en un espacio reducido y rodeada por varios varones con una complexión física muy superior a la suya quedándose en circunstancias en las que cualquier oposición o solicitud de auxilio puede valorarse como inútil y desde luego lo que no se percibe en ningún momento en las grabaciones es que diga que sí o acepte de buen grado ninguna de las prácticas de los procesados”.

MÁS MENSAJES DE WHATSAPP

Los cinco procesados por la supuesta violación en grupo cometida en Sanfermines expresaron por Whatsapp antes de desplazarse a Pamplona su voluntad de llevar al viaje burundanga, una sustancia que actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro, que tiene efectos sedantes y que ha sido detectada en usos delictivos para dejar inconscientes y luego amnésicas a las víctimas, "singularmente en ataques sexuales", según consta en el auto en el que el juez decide mantener en prisión a los encausados.

En dicho auto, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona señala que "en la preparación del viaje por parte de los procesados ya se observan detalles que indican que hechos como los ocurridos -en referencia a la supuesta violación grupal- no suponen un simple aprovechamiento de una oportunidad casual sino que son buscados deliberadamente por los procesados".

Así, apunta que en el chat de Whatsapp 'Veranito', en el que participaban los cinco encausados, "se refieren a su preferencia por 'follarse a una buena gorda' entre los cinco y a la voluntad de llevar para el viaje a Pamplona burundanga".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El abogado del 'Prenda', acusado por la violación de Pamplona: "La gente va a San Fermín a beber, a ligar y a mantener relaciones"