PREMIUM  TRIBUNALES

Acusan de violencia contra su pareja al abogado de la familia de Nagore Laffage, asesinada en San Fermín en Pamplona

Miguel Alonso Belza ha sido denunciado por su pareja por hechos ocurridos en los dos últimos años: golpes, escupitajos y acoso psicológico. 

Miguel Alonso Belza, en el centro en primera fila, durante el juicio por el asesinato de Nagore Lafagge. EFE
Miguel Alonso Belza, en el centro en primera fila, durante el juicio por el asesinato de Nagore Lafagge. EFE  

El abogado de la familia de Nagore Lafagge, asesinada en Pamplona durante los Sanfermines de 2008, ha sido acusado de violencia de género por su pareja. Miguel Alonso Belza es uno de los más reconocidos y prestigiosos abogados del País Vasco en asuntos de violencia contra las mujeres, pero ahora se encuentra envuelto en una situación que pone en tela de juicio todas sus duras declaraciones sobre la violencia de género. 

Un mujer con la que mantenía una relación afectiva en los últimos años ha denunciado al abogado y el caso los instruye ahora el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de San Sebastián, según informa El Confidencial, que ha tenido acceso al auto fechado en enero de este año. 

Según el auto, el conocido abogado que acusó al condenado por la muerte de Nagore en Pamplona, protagonizó "numerosos episodios de agresividad física, psíquica" contra su pareja durante los años 2015 y 2016. "Gritándole, se le ha encarado, le ha gritado a la oreja y a la cara, la ha agarrado de las solapas empujándola contra la pared o lanzándola al suelo o al sofá, la ha agarrado del cuello, de los brazos, de las muñecas, le ha propinado patadas, la ha escupido, la ha agarrado del cabello, la ha arrastrado, le ha apretado la mano..."., señala el auto publicado por el medio. 

En declaraciones a Efe, el abogado que le representa en esta causa, Juan Román Zubillaga, ha negado hoy "categóricamente" los hechos que se imputan a su defendido y ha precisado que la medida cautelar de protección dictada contra su cliente ya ha sido recurrida en apelación ante la Audiencia de Gipuzcoa.

El letrado defensor, Juan Román Zubillaga, ha señalado no obstante que aún "falta mucho por instruir" y ha opinado que en este caso "no se dan los parámetros" de la violencia de género, aunque sí ha admitido que la relación afectiva entre la pareja era "atípica o incluso tóxica" y ha explicado que este desenlace ha supuesto un "golpe traumático y emocional terrible" para su representado.

Se ha adjuntado a la denuncia un informe médico con lesiones de la mujer que resultan ser compatibles con el relato de la supuesta agresión. Según el mismo medio, la mujer manifestó al médico que su pareja le había agredido en varias ocasiones, pero que se negó en un primer momento a denunciar. 

Sin embargo, la mujer sí trató de poner fin a la relación, aunque el resultado fue más violencia. “Pretendiendo ella dejar la relación con él, este se opone a ello tornándose agresivo con ella, siendo así que, asimismo, tras estos episodios (resultado de los cuales ella ha tenido lesiones en su mano, moratones en los brazos, en las piernas, en las muñecas...), el investigado la pedía perdón, pidiéndole otra oportunidad, realizándole llamadas telefónicas reiteradas y remitiéndole numerosos mensajes vía WhatsApp, así como acudiendo a esperarla al domicilio de ella, a los lugares frecuentados por ella, dejándole regalos en su garaje y en su vehículo... Resultado de cuya insistencia la denunciante retomaba la relación afectiva con él como consecuencia de la presión psíquica y de la dependencia y ambivalencia emocional que sentía, habiéndose sometido la denunciante, hace aproximadamente dos meses, a tratamiento psicofarmacológico, recoge el auto publicado por El Confidencia. 

UN VÍDEO CON UNA AGRESIÓN

Además de un segundo informe médico, al parecer existe un vídeo en el que puede verse como un hombre (cuyos rasgos físicos se corresponden con el denunciado) "grita a la denunciante mientras esta está sentada / tumbada en un sofá en actitud pasiva, se le encara, la agarra por las solapas, llegando a golpearla en las piernas (en varias ocasiones), en la zona de arriba del cuerpo, le arroja un teléfono móvil... Todo ello mientras se le impone físicamente en actitud de superioridad", recoge el auto de la juez de San Sebastián. 

Según la misma fuente, se ha tomado ya declaración a varios testigos, pero hasta ahora no se ha señalado fecha para el juicio oral. Por el momento el juzgado ha prohibido al abogado a comunicarse con la denunciante ni a acercarse a ella a una distancia de 100 metros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acusan de violencia contra su pareja al abogado de la familia de Nagore Laffage, asesinada en San Fermín en Pamplona