PREMIUM  TOROS

Cara y cruz de Toñete en su debut como matador en Olivenza: una oreja y cornada interna en el muslo

El torero de origen navarra ha sido atendido en la enfermería de la plaza de toros y trasladado hasta un hospital de Badajoz con un drenaje. 

Toñete, en el momento de ser trasladado en ambulancia tras su cogida en Olivenza. CANAL TOROS
Toñete, en el momento de ser trasladado en ambulancia tras su cogida en Olivenza. CANAL TOROS  

No tuvo suerte el torero de origen navarro Toñete en su debut en España como matador. Llegaba a Olivenza para comenzar la temporada en su primer compromiso como matador tras su alternativa en Nimes y su paso por América. 

Al entrar a matar a su primer oponente, ha sufrido una cornada interna en el muslo derecho, que le ha generado un gran dolor en ese mismo momento. A pesar de que el público le ha premiado con una oreja por su faena y su magnífica estocada, el torero ha tenido que entrar a la enfermería sin recoger el trofeo y sin la merecida vuelta al ruedo. 

Toñete ha sido intervenido en la misma enfermería de la plaza, donde le han aplicado anestesia local. Aunque él mismo ha transmitido al equipo médico que quería salir a torear al sexto de la tarde, los médicos se lo han impedido. 

El parte médico indica que Antonio catalán Palazón ha sufrido una "herida profunda en la cara interna del tercio superior del muslo derecho con hematoma y pequeña erosión de piel". Los médicos han procedido a abrir la herida y ha descubierto una rotura en la facia del cuádricep de unos 10 centímetros. Después de limpiar se ha colocado un drenaje y se ha trasladado al torero hasta el Clínica Clideba de Badajoz con pronóstico "grave". 

Según el cirujano que le ha atendido, la lesión se podría recuperar en unos días y podría permitir al diestro cumplir con el importante compromiso de la semana que viene en la Feria de Fallas de Valencia. En concreto, el día 18 Toñete forma parte de unos de los carteles de la feria, con Diego Ventura y Enrique Ponce

En cuanto a la corrida, los diestros José Garrido y el mexicano Luis David, con dos y tres orejas, respectivamente, han salido a hombros, en una tarde en la que los toros de Joselito han sido también grandes protagonistas.

En la corrida hubo uno muy bueno, el cuarto, y otro soberbio, el quinto, al que se le dio la vuelta al ruedo. Hubo también un primero que, pese a blandear, tuvo clase, un segundo mansito pero manejable, un tercero al que faltaron finales, y un sexto que se desangró y apagó pronto.

Garrido y Luis David cortaron dos y tres orejas, respectivamente, pero de distinto peso e importancia. Muy bien toda la tarde el primero, poseedor de un capote en el que la variedad y el buen gusto son santo y seña. Y profundo y con un acusado sentido del temple con la muleta, con un toreo embraguetado, asentado, de mucho poder y dominio.

A su primero, un animal blandito pero enclasado, le hizo una faena inteligente, dándole los tiempos necesarios entre muletazos, que brotaron limpios, pero de uno en uno, sin continuidad. Su fallo a espadas le privó de tocar pelo.

Lustroso fue quite de Garrido al cuarto, por aragonesas. Comenzó la faena de muleta de hinojos y en los medios a un toro encastado y muy importante, al que el extremeño cuajó con un toreo de mano baja y trazo largo. Torero en sazón y un toro también cumbre. Dos orejas.

Mató también Garrido el sexto porque a Toñete lo había dejado fuera de combate el tercero. Con este toro también lució con la capa, a la verónica y por chicuelinas; pero lo mucho que sangró el animal en el caballo hizo que se viniere muy abajo en el último tercio.

Repetía el mexicano Luis David en Olivenza tras su presencia años anteriores. Con el capote luce más en las suertes de adorno, como las zapopinas que le recetó al quinto, que en lo fundamental, pues cuando torea a la verónica se echaba al animal hacia fuera. Y tampoco se ajustó con la muleta, por lo que, si bien su toreo es ligado, sin embargo, no emociona.

Lo demostró con ese quinto, una auténtica máquina de embestir, al que dio muchos pases, pero sin apreturas. Lo mejor, la estocada en la suerte de recibir, lo que le permitió pasear el doble trofeo.

El segundo fue un manso de dulce embestida, al que Luis David diseñó una faena tan larga como intermitente. Terminó con benardinas y una estocada muy caída, que no fue óbice para que paseara una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Cuatro toros de el Tajo y dos -segundo y sexto- de la Reina, bien presentados y de interesante juego. Blando y con clase, el primero; manso pero muy manejable, el segundo; moviéndose pero sin entrega, el tercero; bravo y encastado, el cuarto; muy bravo, el quinto, de nombre Atlético, número 45, premiado con la vuelta al ruedo; y muy parado el sexto.

José Garrido, de caldero y oro: dos pinchazos y estocada (ovación); estocada (Dos orejas tras aviso); dos pinchazos y estocada (silencio en el que mató por Toñete).

Luis David, de berenjena y oro: estocada muy caída (oreja); estocada recibiendo (Dos orejas tras aviso).

Toñete, de azul pavo y oro: estocada (oreja en el único que mató).

En la enfermería fue intervenido Toñete de: "herida profunda en cara interna del tercio superior del muslo derecho con hematoma que rompe la fascia del cuádriceps y contunde el músculo en 10 centímetros, de pronóstico grave".

Incidencias: La plaza registró casi tres cuartos de plaza cubierta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cara y cruz de Toñete en su debut como matador en Olivenza: una oreja y cornada interna en el muslo