PREMIUM  TOROS

Galdós, a hombros en la última de Tafalla a pesar del fuerte viento: una oreja para Filiberto y Guillermo Hermoso de Mendoza

Hubo dos buenos toros de Buenavista que los toreros no lucieron en toda su condición y otros dos para rejones de Rosa Rodrigues con fijeza y movilidad. 

Joaquín Galdós sale a hombros en la última corrida de la feria de Tafalla de 2019 con la ganadería de Rosa Rodrigues para los rejones de Guillermo Hermoso de Mendoza y los toros de Buenavista para los diestros Galdós y Filiberto. MIGUEL OSÉS
Joaquín Galdós sale a hombros en la última corrida de la feria de Tafalla de 2019 con la ganadería de Rosa Rodrigues para los rejones de Guillermo Hermoso de Mendoza y los toros de Buenavista para los diestros Galdós y Filiberto. MIGUEL OSÉS  

El fuerte viento, por momentos vendaval, fue el verdadero protagonista de la última corrida de la feria de Tafalla, que cierre un interesante ciclo con encastes diversos y un juego dispar. 

La corrida de este domingo, previa al concurso de recortadores y al grand prix de las peñas, congregó de nuevo a casi media plaza en una tarde desagradable en los climatológico. 

Se jugaron cuatro toros de Buenavista, que sustituían a los anunciados de Aquilino Fraile, y dos despuntados para rejones de Rosa Rodrigues. 

Salió a hombros Joaquín Galdós tras cortar dos orejas en el quinto, un premio excesivo para lo que se vio en el ruedo, mientras que Guillermo Hermoso de Mendoza y Filiberto cortaron sendas orejas. 

El rejoneador estellés venía de torear en Dax esta misma mañana y de Bilbao el sábado por la tarde. Quizá por eso el compromiso de Tafalla llegó ya con la gasolina escasa y el joven rejoneador no lució como es habitual en él. 

Se cumplían 30 años de la alternativa de su padre en este mismo coso. A la entrada del festejo los espectadores se encontraron con el afamado rejoneador calentando los caballos para que su hijo luciera a Jíbaro, Donatelli , Extraño o Pirata. Se echó en falta algún reconocimiento o celebración de las tres décadas de alternativa de Pablo Hermoso. 

Los dos toros de Rosa Rodrigues fueron colaboradores, tuvieron recorrido y fijeza. Sin embargo, en ninguno de los dos toros Guillermo llegó a meterse en faena, les costó coger el punto y, aunque apretó más en el segundo, la tarde se le escurrió entre los dedos y se tuvo que conformar con la oreja generosa con la que el público de Tafalla premió su actuación. 

Lució más con las banderillas cortas en el segundo de su lote, aunque tampoco acertó a la primera con el rejón de muerte. 

En la lidia ordinaria, el peruano Galdós volvía a Tafalla tras su fugaz paso por Estella, de donde salió en mitad del festejo para viajar a su país a otra corrida. 

Fue duramente abroncado en su primero, un toro grandote que remató fuerte de salida en los burladeros y que recibió dos puyazos. Galdós no quiso ni verlo tras un trasteo de trámite. Entró a matar sin cuadrar el toro, andando y dejó una media en mal sitio. 

Se pudo desquitar el torero en el quinto de la tarde, un ejemplar de Buenavista muy abierto de pitones que no se empleó en el caballo y se paró algo en banderillas. Comenzó con una tanda por bajo y pronto se vio que el toro era noble, humillaba y repetía con clase. 

A pesar de todo ello, la faena de Galdós no despegó, que se empeñó en acortar los muletazos, quizá temeroso por el viento. Hubo un par de tandas buenas por la derecha y terminó la faena con molinetes mientras la banda de Tafalla se lucía con Churumbelerías. Mató mal y el toro escupió la espada. El recto palco de Tafalla, para sorpresa, concedió dos orejas excesivas.  

A pesar del fuerte viento, Filiberto se puso con el tercero, al que consiguió, con mucho gusto, sacar algunos buenos momentos. Estuvo muy inteligente con el toro, con las complicaciones de tener que armar la muleta en cada pase por efecto del vendaval. Mató con una estocada algo caída y fue premiado con una oreja. El toro fue aplaudido en el arrastre. 

Se esperaba algo más de Filiberto en el último de la tarde, un toro algo más desrazado, pero al que pegaron mucho en el caballo. No se esforzó el torero, al que tocó el engaño el toro en cada pase. Falló con el estoque y se llevó un fuerte varetazo en el muslo derecho al entrar a matar. Silencio. 

FICHA

Cuatro toros de Buenavista, bien presentados aunque desiguales. De buen comportamiento en general, dos de ellos con clase, tercero y quinto de la tarde. Dos toros de Rosa Rodrigues para rejones, anovillados pero de muy buen juego. 

Guillermo Hermoso de Mendoza: silencio y oreja. 

Joaquín Galdós; silencio tras bronca; dos orejas.

Filiberto: oreja y silencio.

Presidencia: a cargo de Amaia Orduña Ullate, asesorada por Francisco Sagardia y Mª Paz Pelayo, como veterinaria.

Incidencias: algo menos de media entrada en una tarde de muchísimo viento. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Galdós, a hombros en la última de Tafalla a pesar del fuerte viento: una oreja para Filiberto y Guillermo Hermoso de Mendoza