• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 01:29

 

 
 

TOROS

Dos orejas para Diego García en Tudela en el regreso de los toros a Navarra

No hubo mucho público y el festejo se alargó de manera innecesaria por faenas que fueron tediosamente prolongadas. 

Novillada en la ciudad de Tudela con la ganadería El Canario para los matadores Daniel de la Fuente, Daniel Barbero y Diego García. MIGUEL OSÉS
Diego García paseo los trofeos junto a una bufanda del Atlético de Madrid durante la novillada celebrada en Tudela con la ganadería El Canario en la que toreó acompañado de Daniel de la Fuente y Daniel Barbero. MIGUEL OSÉS

A las 20:56 de la tarde salía por la puerta de toriles el último novillo de la tarde al mismo tiempo que perecían los últimos rayos de luz diurna que hasta entonces bañaban la solitaria grada de sol del coso tudelano.

Poco importó que Rosaleño, negro utrero nacido en agosto de 2017, saltase al ruedo con el pitón derecho partido, puesto que el respetable que ayer acudió a la Chata de Griseras quería ya, salvo honrosas excepciones, volver a su casa. 

GALERÍA DE FOTOS DE LA NOVILLADA CELEBRADA EN TUDELA

La novillada picada celebrada en Tudela arrojó diversas conclusiones, siendo la principal el triunfo de Diego García, quien con 2 orejas en su esportón fue paseado a hombros por el ruedo enarbolando una bufanda del Atlético de Madrid.

Por otro lado, quedó patente la falta de oficio con los aceros, achacable a un año de parón profesional, que junto con faenas tediosamente prolongadas de más dio una duración de 2 horas y 50 minutos al festejo. Sí, como lo lee. Casi tres horas para despachar 6 novillos. Para reflexionar, como la falta de público, que a duras penas cubrió un tercio del aforo permitido. No obstante, no se debe proceder a una despiadada flagelación del mundo y la afición taurina. Seguimos sumergidos en una pandemia mundial, que nadie lo olvide.

Pasemos, ahora sí, al festejo como tal. Daniel de la Fuente hizo frente a su primer novillo tras el preceptivo paseíllo, con minuto de silencio por las víctimas del coronavirus incluido. Rodilla en tierra dando ajustadas largas afaroladas declaraba sus intenciones el sevillano, quien vio como un mal agarre de la pica al salir Bisbancho del caballo derribaba a su piquero. Con la muleta, De la Fuente tardó en verlo claro hasta administrar tres acertadas tandas de naturales al animal, aprovechando entonces la colocación.

Sin embargo, el exceso de faena, pecado capital de los tres novilleros durante la tarde, terminó por aburrir al público y al novillo, siendo el previo para todo un mitin con los aceros que mejor será que pase al olvido. Con su segundo, cuarto en orden de lidia la cosa fue distinta. Mejor dicho 4º bis, puesto que el titular fue devuelto por descoordinado, dando paso al nº 45, primer sobrero de la tarde. De la Fuente lo vio claro e inició el trasteo de muleta en genuflexa postura ligando poderosos derechazos. Ya vertical continuó con la diestra y decidió arriesgar por el pitón izquierdo. Jaleado tragaba los naturales, pero pedía sitio. Remató el sevillano con valientes pases mirando a la concurrencia para dar una estocada trasera en suerte natural que necesitó de 5 golpes de verduguillo para hacer rodar al animal. Resultado: acertada vuelta al ruedo.

Daniel Barbero hizo frente a dos novillos de El Canario muy distintos. El segundo de la tarde no quiso saber absolutamente nada de la lidia. Un pequeño hijo de la anárquica mansedumbre que también fue el novillo de más justa presentación. Los peones del abulense lo tuvieron realmente difícil en el tercio de banderillas, en tanto que sus compañeros a caballo en la cuadrilla administraron las varas en la puerta de toriles y en la contraquerencia, tratando de actuar como barrera ante la despistada y pasota actitud de Labrador. Fue imposible ligar tres muletazos seguidos, lo cual dio al novillo el honor de ser despedido entre pitos. No obstante, Barbero pudo resarcirse en el quinto de la tarde, que recibió un doble castigo piquero. Hubo duelo en quites, pues Diego García respondió al titular del novillo con dos ceñidas chicuelinas y una gran media. Con solo dos pares de garapullos (tónica general de la tarde), Barbero pidió el cambio de tercio y brindó a Chacón, uno de sus banderilleros. La faena tuvo buenos pasajes, especialmente por el pitón derecho, pero de nuevo sobrepasó los límites óptimos, terminando por ser una cadena de pegar pases. Ahora bien, Barbero recetó una estocada, pelín atravesada en suerte contraria, que hizo rodar a su oponente y le hizo merecedor de una oreja.

Por su parte, Diego García fue el triunfador de la tarde. Tampoco lo tenía muy difícil, pues se llevó el lote de la tarde, con los dos novillos de mayor nervio y movilidad del encierro salmantino. En su primero, tercero de la tarde, destacó la brega en banderillas. García abusó de la mano diestra hasta acertar con el cambio a la izquierda, dejando algún pase de cartel. Sin embargo, Abrileño no daba más de sí y el madrileño manejó con acierto la tizona en suerte natural, apuntándose en el marcador el primer trofeo cortado en Navarra en casi dos años. El sexto fue sin duda el novillo de la tarde. Como bien se ha advertido, salió de toriles con el pitón derecho partido, pero nadie vio preceptivo dar marcha atrás en la lidia. Rosaleño permitió el mejor tercio de banderillas de la tarde, que llevó a sus protagonistas a saludar montera en mano. “¡Levantarse la banda!”. García tenía claras sus intenciones y brindó al excelente conjunto musical tudelano para comenzar sin dilación a torear. La calidad de la embestida por el pitón izquierdo era inmensa, lo cual permitió al novillero llevar la cara del animal cosida al envés de la muleta antes de pasar a torear con la mano diestra, donde nuevamente el lucimiento fue la tónica general. Venido arriba, el de San Sebastián de los Reyes cerró la faena con circulares invertidos y toreros doblones. Media efectiva precedida por un pinchazo hondo llevó al respetable a solicitar el premio, concedido finalmente por el usía. Terminaba así la primera tarde de toros navarra del 2021.

Ficha del festejo

6 novillos de El Canario, de Fuenteguinaldo (Salamanca), algunos de justa presentación. Flojos, flojísimos, salvo el 5º, algunos de gran calidad, como el 6º.

Daniel de la Fuente: silencio y vuelta al ruedo.

Daniel Barbero: silencio y oreja.

Diego García: oreja y oreja

Presidencia: Carlos Javier Calvo, asesorado por Inocencio Lamana y Rosa López: discreta, muy lenta para devolver el descoordinado 4º.

Entrada: apenas un tercio del aforo permitido.

Extraordinaria actuación de la Banda de Música de Tudela, ovacionada por el público.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos orejas para Diego García en Tudela en el regreso de los toros a Navarra