• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 13:20

 

 
 

SUCESOS

Un brote psicótico de un paciente obliga a intervenir en Lesaca a los cuerpos especiales de la Policía Foral

Se había encerrado en su casa, en la que había una escopeta, aunque finalmente se ha entregado gracias a la acción del negociador.

Policía Foral en Lesaca CEDIDA
Policía Foral en Lesaca, desplazada por lo ocurrido. CEDIDA

Varias patrullas de la Policía Foral han tenido que acudir esta mañana al municipio de Lesaca alertados de que un paciente psiquiátrico se había encerrado en una vivienda.

La alerta ha sido lanzada a las 11.59 horas por el personal sanitario que había acudido al piso para trasladar al paciente al centro de salud. Ha sido necesaria la intervención de la policía.

Las patrullas desplazadas hasta el municipio han conseguido controlarlo, aunque a su llegada la situación no se presentaba sencilla, ya que el paciente estaba sufriendo un brote psicótico y en la vivienda había una escopeta, según ha informado la Policía Foral.

No obstante, y gracias al trabajo del negociador, se le ha podido manejar sin necesidad de emplear la fuerza. Una vez reducido, ha sido escoltado hasta el Complejo Hospitalario de Navarra, donde su situación se encuentra pendiente de la decisión médica.

NUMEROSOS AGENTES

El suceso ha roto esta mañana la tranquilidad del municipio, ya que la zona se ha visto rodeada por multitud de agentes y vehículos policiales. Han intervenido patrullas de Seguridad Ciudadana de Elizondo, de Seguridad Vial de Pamplona, la Brigada Central de Intervención y hasta el Grupo de Intervenciones Especiales.

Según ha explicado la Policía Foral, en todo momento se ha mantenido el contacto con los padres del paciente, para disponer del máximo nivel de información posible sobre la situación. De hecho, estos incluso han llegado a facilitar un plano de la casa, por si, en el peor de los casos, hubiera sido necesaria asaltarla para reducirlo.

Tras la llegada del negociador sobre las 13 horas, lo primero que se ha intentado es que la madre entregara el arma, que se encontraba en otra habitación de la casa. Una vez conseguido esto a las 13.30 horas, se ha procedido acto seguido a la negociación, y en tan solo cinco minutos el paciente ha decidido entregarse.

Así, la gran intervención del negociador ha evitado el uso de la violencia, y el paciente ha sido finalmente reducido sin que llegara a emplear la escopeta del padre, que ha sido retirada por prevención. A las 14.15 horas, el detenido ingresaba en una ambulancia hacia Pamplona acompañado por el negociador de la Policía Foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un brote psicótico de un paciente obliga a intervenir en Lesaca a los cuerpos especiales de la Policía Foral