PREMIUM  SUCESOS

Ventilaba su piso en Iturrama y acaba encontrándose con cuatro murciélagos pululando por el salón

Unas jóvenes compañeras de piso no salían de su asombro ante los 'nuevos inquilinos' que tuvieron que ser desalojados por una patrulla de la Policía Municipal.

Un murciélago vuela en el salón de una vivienda. Imagen de archivo.
Un murciélago vuela en el salón de una vivienda. Imagen de archivo.  

El grito lo debieron escuchar los vecinos de casi todo el bloque de pisos. Era una combinación de pánico y asco, la reacción de una de las chicas que se encontró con cuatro murciélagos pululando por el salón de su piso en el barrio pamplonés de Iturrama. Las jóvenes inquilinas de la vivienda tuvieron que recurrir a la Policía Municipal para poder echar de su casa a estos improvisados visitantes.

Los hechos sucedieron durante la madrugada del sábado 3 al domingo 4 de septiembre en un inmueble ubicado en la calle Iñigo Arista de Pamplona. Sobre las 23.40 horas, unas compañeras de piso tenían las ventanas de su casa abiertas para refrescar la vivienda debido al sofocante calor que se registró durante todo el fin de semana.

Con vía libre para volar a su antojo, cuatro murciélagos no desaprovecharon la oportunidad de guarecerse en un lugar cerrado y entraron en el salón de la vivienda. El problema llegó cuando las jóvenes se percataron de la presencia de 'sus nuevos compañeros'. Las inquilinas llamaron a la Policía Municipal y dieron aviso de este curioso incidente.

Una patrulla de agentes municipales se personó en la vivienda y consiguió ahuyentar a los cuatro murciélagos, que se vieron obligados a desalojar su refugio momentáneo. Fue entonces cuando las chicas volvieron a respirar tranquilas... y a cerrar las ventanas; ya habían tenido suficientes sobresaltos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ventilaba su piso en Iturrama y acaba encontrándose con cuatro murciélagos pululando por el salón