• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 04:24

 

 
 

SUCESOS

La construcción se moviliza en Navarra ante la siniestralidad laboral, con tres muertos en el segundo semestre

"Si vemos necesario intensificar las movilizaciones, lo haremos. Si es preciso extender la movilización al resto de los sectores, también lo haremos”, indican los trabajadores.

Concentración de trabajadores de la construcción convocada por UGT en Landaben CEDIDA
Concentración de trabajadores de la construcción convocada por UGT en Landaben. CEDIDA

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT ha considerado un éxito rotundo el paro de dos horas que convocó el pasado viernes en el sector de la construcción de Navarra para denunciar el aumento de los accidentes laborales, que ha tenido, según ha apuntado el sindicato, un seguimiento por parte de los trabajadores del 70%, y ha anunciado la apertura de negociaciones con la patronal del sector para acordar medidas que frenen la siniestralidad laboral.

FICA ha agradecido el respaldo mayoritario de los trabajadores al paro convocado para denunciar públicamente el incremento desmedido de la siniestralidad en el sector. De acuerdo con los últimos datos oficiales registrados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), en el primer semestre de este año, el número de accidentes laborales en el sector de la construcción se ha incrementado un 61% con respecto al mismo período del año pasado.

En el año 2018, el sector registró en Navarra 794 accidentes, dos de ellos mortales y 11 graves en Navarra. En cifras porcentuales, son 79,1 accidentes por cada mil  trabajadores, la cifra más alta desde el 2011, duplicando ampliamente la media de todos los sectores productivos de la Comunidad foral, que se situó en 37 accidentes por cada mil trabajadores, también la cifra más elevada desde el 2010, ha detallado UGT.

El sindicato expone que solo en el segundo semestre de este año, la construcción ha registrado tres víctimas mortales en accidentes ocurridos en el puesto de trabajo, una cifra superior a la registrada en todo el año pasado.

UGT-FICA, primera fuerza sindical el sector de la construcción, con una representatividad de casi un 40%, ha asegurado que “los trabajadores han entendido la necesidad de dar una respuesta contundente a una situación de siniestralidad laboral creciente, que se está aproximando a los años más negros que ha sufrido el sector”.

"ÉXITO ROTUNDO"

Sobre el paro del viernes, y de acuerdo con los datos proporcionados por los delegados y miembros de comités de las diferentes empresas, que ha facilitado el responsable de Construcción del sindicato, Demetrio Muñoz, el seguimiento del paro se ha situado aproximadamente en un 70%, una cifra que ha calificado de “éxito rotundo”.

Entre las empresas que han secundado el paro, el responsable de UGT ha citado a Conjasin, Abaigar, ACR, OBENASA, Lacunza Hermanos, Lakita Ferroser, Erro y Eugui, NAPLISA, Erri Berri, DUAR, Vitorino Vicente, PAVITEC, ALAIZ y UNCONA.

Tras esta jornada de movilización, la organización ha anunciado la apertura de un proceso de negociación con la patronal, en la que ha considerado imprescindible la implicación del Gobierno de Navarra, con el fin de negociar y acordar todas las medidas necesarias que contribuyan a frenar drásticamente esta tendencia dramática de crecimiento de los accidentes mortales y graves en la construcción.

Durante el desarrollo del paro, que tuvo lugar de 15 a 17 horas, se celebró una concentración frente a la sede del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, en el polígono de Landaben, y en la que Lorenzo Ríos, secretario general de UGT-FICA, afirmó que “hoy hemos puesto pie en pared y hemos dicho alto y claro que estamos decididos a combatir de raíz las causas de una siniestralidad laboral creciente e inaceptable”.

LA CRISIS DEL 2008

Según Ríos, la situación actual es consecuencia, en primer lugar, de la crisis económica desatada en el 2008, “que llevó a muchas empresas a recortar la inversión en medidas preventivas. Decidieron cambiar seguridad por rentabilidad. El empleo, a través de los despidos colectivos masivos, y la seguridad en el trabajo, con el arrinconamiento de la cultura preventiva mediante drásticos recortes en la inversión, fueron las dos primeras víctimas de la crisis”.

Pero el dirigente sindical ha subrayado como segundo factor desencadenante de la siniestralidad laboral la Reforma Laboral, “que ha traído precariedad en el empleo, temporalidad abusiva, alta rotación, subcontratación, trabajo a destajo, altos ritmos de producción, incumplimientos de la jornada legal, falta de formación e información sobre los riesgos del puesto de trabajo y un largo etcétera. Factores, todos ellos, agudizados al extremo en el sector de la construcción”.

Ríos ha señalado que, “con los tres últimos fallecidos en el tajo este año, nos acercamos de forma peligrosa a la fatídica cifra de un trabajador muerto al mes en la construcción en Navarra”.

Para UGT-FICA, el paro y la concentración del viernes han sido el primer paso de un camino cuyo objetivo es frenar drásticamente la siniestralidad laboral. “No nos vamos a quedar de brazos cruzados -ha advertido Ríos-. Si vemos necesario intensificar las movilizaciones, lo haremos. Si es preciso extender la movilización al resto de los sectores, también lo haremos”.

Pero, junto a la movilización, el sindicato ha querido destacar que tiene propuestas para combatir la siniestralidad y que las va a plantear a la patronal del sector y al Gobierno de Navarra. “Propuestas y soluciones -ha explicado Ríos- que tienen que ver con la inversión en prevención, con la formación, con la comunicación efectiva de la información al trabajador, con corregir los problemas que genera la barrera del idioma. Propuestas que vamos a intentar consensuar con la patronal y con las instituciones y entidades implicadas en la seguridad de todos los trabajadores”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La construcción se moviliza en Navarra ante la siniestralidad laboral, con tres muertos en el segundo semestre