• jueves, 16 de septiembre de 2021
  • Actualizado 23:45

 

 
 

SUCESOS

Un robo que 'hacía aguas': detienen a un joven de Tudela por hurtar canaletas para conseguir cobre

La Policía Foral ha detenido a un joven de 19 años y a un colaborador acusado de receptación al comerciar con los productos robados.

Una de las canaletas robada en Tudela para vender cobre POLICÍA FORAL
Una de las canaletas robada en Tudela para vender cobre. POLICÍA FORAL

Agentes del Grupo de Policía Judicial de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela, han detenido recientemente a un vecino de la capital ribera de 19 años como presunto autor de un delito leve de hurto continuado.

Los perjudicados denunciaron ante la Policía Foral que habían sufrido el robo de una parte de las bajantes de aguas que se encontraban ancladas a las fachadas de sus viviendas.

Además, gracias a la colaboración ciudadana, los agentes tuvieron conocimiento de una persona que pudiera estar realizando esta actividad ilícita, para vender el cobre sustraído como chatarra.

Las investigaciones posteriores posibilitaron la localización del material robado, la identificación del esta persona y su detención por su presunta relación con los hechos. Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al Juzgado de Instrucción Nº 2 de Tudela.

Este tipo de actividades ilícitas pueden conllevar a otro tipo de delito desconocido por muchos, pero que se da con bastante frecuencia. Es el delito de receptación que es el cometido por los que adquieren un objeto (teléfonos móviles, bicicletas…), teniendo conocimiento de que proviene de un robo o hurto.

El artículo 298 del Código Penal define como autor de un delito de receptación a quien “con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos”, siendo castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años.

Las mafias que trafican con el cobre siguen considerándolo un gran negocio. Siempre que exista un comprador que dé cabida a las mafias y compre el cobre robado, esta lacra continuará, además del perjuicio de afectar a todo tipo de instalaciones e infraestructuras claves tales como tendidos eléctricos u otros servicios públicos esenciales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un robo que 'hacía aguas': detienen a un joven de Tudela por hurtar canaletas para conseguir cobre