SUCESOS

Acude borracho a buscar a su hijo a la guardería en Tudela y se niegan a entregarle al niño por su estado

Los agentes de la capital ribera tuvieron también que intervenir en las últimas horas en distintos requerimientos ciudadanos. 

La ciudad de Tudela durante la crisis en la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS
La ciudad de Tudela durante la crisis en la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS

Agentes de la Policía Municipal de Tudela se desplazaron este martes hasta una guardería de la localidad sobre las 15.15 horas al ser avisados por la directora del centro de que un padre había ido a recoger a su hijo en evidente estado de embriaguez. 

Dadas las circunstancias, los responsables del centro escolar decidieron no entregar el niño al padre y se pusieron en contacto con los responsables policiales. 

Los efectivos desplazados hasta el lugar comprobaron que ya no se encontraba el hombre en la zona y avisaron a un familiar para la recogida del menor y permanecieron en el lugar hasta la llegada de éste.

La Policía Municipal de Tudela recopiló los datos de los implicados para trasladarlos a los servicios sociales de base para su conocimiento y posterior actuación.

Por otro lado, otra patrulla se personó en la calle Aguador de la capital navarra al ser requeridos por un vecino puesto que una mujer también en estado de embriaguez se encontraba gritando en la vía pública.

Los agentes procedieron a identificarla y a comprobar que únicamente se encontraba bebida, la dejaron sentada en la vía pública al no querer ser atendida.

Dos horas más tarde, de nuevo la patrulla se personó en el lugar, al haber de nuevo empezado la chica a gritar y a molestar al vecindario. Se consiguió localizar a un familiar, quien la trasladó a su domicilio.

No fueron las únicas actuaciones de la policía local. Sobre las 10:40, los agentes se desplazaron a un domicilio, al existir un conflicto familiar entre dos hermanos, encargados del cuidado de su madre, de 96 años de edad. Tras hablar con los implicados, se les informó de los recursos asistenciales que tienen a su alcance, marchándose los operativos tras dejar la situación calmada.

Una hora más tarde, los agentes colaboraron con una mujer, la cual no encontraba a su padre en casa, y el perro propiedad de éste encontrarse suelto frente a su domicilio. Se consiguió localizar al hombre, de 83 años de edad, a quien se le había escapado el animal y se encontraba buscándolo por la zona rural junto a las piscinas cubiertas, habiendo vuelto solo el animal a casa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acude borracho a buscar a su hijo a la guardería en Tudela y se niegan a entregarle al niño por su estado