SUCESOS

Intensos terremotos causan pavor en la Cuenca de Pamplona donde varias familias pasan la noche en la calle

Lizoáin ha vuelto a convertirse en el epicentro de la actividad sísmica, que ha alcanzado los 4,6 y 4,4 grados de magnitud, aunque sin daños de importancia.

La Vuelta del Castillo de Pamplona por la noche. PABLO LASAOSA
La Vuelta del Castillo de Pamplona por la noche. PABLO LASAOSA  

Se podría decir que octubre ha comenzado 'movidito' en la Comunidad foral. Los terremotos que se han sucedido durante la noche y la madrugada en Navarra, con magnitudes que en dos ocasiones han superado los cuatro grados de la escala de Richter, han generado alarma entre la ciudadanía de numerosas poblaciones y ha llevado a varias familias a pasar la noche en la calle en Pamplona por miedo.

Además de esos temblores de 4,6 y 4,4 grados, entre los numerosos que se han registrado hasta pasadas las seis de la mañana, ha habido varios por encima de los tres grados, llegando uno de ellos a los 3,8.

Lizóain, una pequeña localidad situada a 19 kilómetros de Pamplona, ha sido el epicentro de la mayoría. El valle de Egüés, Esteribar, Arce, Beriáin o Zabalza han sido otros de los epicentros.

Los de mayor intensidad se han sentido de forma notoria en numerosas localidades de la Comunidad foral y el primero de ellos, con el epicentro localizado a un kilómetro de profundidad en Lizoain, se ha notado también en regiones limítrofes como Aragón, La Rioja o el País Vasco e incluso en Cataluña.

Intensa actividad sísmica en los últimos tres días en la Comunidad foral de Navarra. IGN

"Se ha movido toda la casa, vibraba todo. Estaba ya acostada y ha comenzado a moverse el cabecero, la lámpara y hasta los cristales de las ventanas. Ha sido muy largo, varios segundos en los que de verdad tienen consciencia de que es un terremoto fuerte", ha relatado una vecina del barrio de Iturrama, sorprendida y asustada por lo ocurrido. 

"Estaba dormido. Me ha despertado el terremoto", ha explicado otro de nuestros lectores que se ha comunicado para indicar que, desde Sarriguren, incluso han notado un estruendo junto con el movimiento. "Eran como la agitación del dormitorio, como si alguien empujara con fuerza la cama. Nunca había sentido algo tan intenso", mantiene este joven. 

Los grupos de Whastapp se han llenado de comentarios y avisos, algunos preguntaban si todos estaban bien y la mayoría trataba de sacarse el susto del cuerpo: "Justo me iba a meter en la cama y he tenido la sensación de que el cuarto de dormir se movía solo. Me he quedado parada pero eso seguía, una vibración fuerte e intensa. Ha dado tiempo a ser consciente de que era un terremoto y a sentirlo con muchísima naturalidad y viveza. Me ha impresionado", declaraba Sole, de Iturrama en Pamplona. 

Precisamente, en la capital navarra, la Policía Municipal ha recibido "multitud de llamadas de personas que viven solas preguntando por lo que estaban sintiendo" y "varias familias han decidido pasar la noche en la calle por miedo a los temblores".

Así, lo indica en su cuenta de Twitter en la que apunta que no se han producido daños en infraestructuras.

Por parte de los bomberos, la única intervención presuntamente relacionada con los terremotos se ha producido a las 1.44 horas, cuando han sido requeridos desde un domicilio de Mutilva en el que un gran termo de agua estaba a punto de desprenderse de sus soportes y el desajuste de un tubo había provocado una fuga que ha sido atajada por efectivos del parque de Cordovilla que también han retirado el termo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Intensos terremotos causan pavor en la Cuenca de Pamplona donde varias familias pasan la noche en la calle