SUCESOS

Momentos de tensión entre policías y familiares de un fallecido durante un velatorio en Murillo el Fruto

Dos furgones de la División de Intervención y varias patrullas de Tafalla han tenido que acudir al municipio para evitar esta celebración.

Intervención de la Policía Foral en Murillo el Fruto. TWITTER (@quercusrobur1)
Intervención de la Policía Foral en Murillo el Fruto. TWITTER (@quercusrobur1)  

La localidad navarra de Murillo el Fruto ha vivido este domingo momentos de tensión cuando la Policía Foral ha acudido para evitar que se celebrara un velatorio en un domicilio de este municipio.

El velatorio, han informado fuentes policiales, tenía lugar por el fallecimiento de un hombre de 44 años de etnia gitana, lo que ha provocado que se congregaran en el lugar numerosas personas.

Este hombre pertenece a una familia muy numeroso y era muy conocido en la zona, por lo que la Policía Foral ha enviado a la localidad a dos furgones de la División de Intervención, además de varias patrullas de Tafalla, en previsión de que pudieran acudir familiares y amigos de los municipios cercanos.

Los agentes han acudido provistos de buzos blancos para minimizar el riesgo de hipotéticos contagios del Covid-19, según puede verse en las imágenes que han circulado por las redes sociales.

Han sido los propios vecinos de Murillo el Fruto los que han avisado a las fuerzas de seguridad, al percibir cómo los familiares se iban acumulando en el domicilio de la familia del fallecido.

Agentes de la Policía Foral, durante la intervención en Murillo el Fruto. TWITTER (@quercusrobur1)

La situación, han indicado las citadas fuentes, ha sido de "tensa calma", mientras los agentes comunicaban a los asistentes al velatorio que esa situación suponía un incumplimiento a las obligaciones decretadas durante el estado de alarma.

CONTROLES EN LOS ACCESOS

Asimismo, desde Policía Foral y Guardia Civil se ha coordinado el control de accesos al pueblo, para evitar que vehículos con familiares entraran en la localidad para participar en el velatorio.

Finalmente, tras la mediación de la asociación Gaz Kaló, un vehículo de una funeraria ha trasladado el cuerpo del fallecido hasta la localidad de Estella. Los asistentes al velatorio se han comprometido a celebrar el funeral en fechas posteriores, una vez finalice el estado de alarma.

El crematorio se llevará a cabo este lunes en Estella, y las autoridades han recordado a los familiares que únicamente tres personas podrán acudir para la última despedida del fallecido.

Desde Gaz Kaló se ha enviado un comunicado a los medios indicando, entre otras cosas, que no se había producido ningún velatorio del fallecido, que ha dejado una mujer y tres hijos.

UN FALLECIMIENTO REPENTINO

"Ha sido un fallecimiento repentino en su domicilio y en los primeros minutos se ha producido la lógica incertidumbre. La Policía Foral se ha desplazado a la localidad de manera preventiva y se ha puesto en contacto con la familia. Tras hablar con los familiares (dentro de su dolor), estos han aceptado todas las indicaciones que se les han dado", han manifestado en la asociación.

"Queremos dejar bien claro que no ha habido ningún velatorio, ni las autoridades han emitido sanción alguna, ni se han abierto diligencias con ningún familiar. La propia familia ha hecho un llamamiento a su entorno para que se quedaran en sus casas, cuestión que han aceptado sin ningún reparo, en línea con las indicaciones de las personas mayores de la familia. Desde Gaz Kaló aseguramos que esta familia ha tenido un comportamiento ejemplar, asumiendo como cualquier ciudadano las normas que establece el momento actual para las ceremonias fúnebres", han apuntado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Momentos de tensión entre policías y familiares de un fallecido durante un velatorio en Murillo el Fruto