SUCESOS

El supuesto terrorista detenido en Irún tenía conexiones con el presunto yihadista arrestado en Pamplona durante el pasado año

El supuesto yihadista detenido en Irún tenía conexión con el presunto terrorista arrestado en Pamplonay que quería unirse al Daesh

La Guardia Civil saca material del piso de Vitoria en el que vivía el presunto yihadista detenido en Irún. EFE ADRIÁN RUIZ DE HIERRO.
La Guardia Civil saca material del piso de Vitoria en el que vivía el presunto yihadista detenido en Irún. EFE ADRIÁN RUIZ DE HIERRO.  

La Guardia Civil ha detenido en Irún (Gipúzcoa) a un presunto yihadista, que había intentado viajar a Siria para enrolarse en las filas del Daesh, en el marco de la misma investigación que permitió arrestar meses atrás a otros dos supuestos terroristas en Pamplona y Calahorra.

Según informa el Ministerio de Interior, la detención practicada en Irún ha sido desarrollada por agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, junto a las unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 5 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Sin embargo, el detenido residía en un piso en Vitoria, que también ha sido registrado durante este miércoles.

La actuación se enmarca en una investigación, que permanecía abierta desde 2013, sobre un grupo de personas que "estaban sufriendo un proceso de radicalización yihadista" y que ya había arrojado como resultado la detención de un hombre en Pamplona, el 1 de diciembre de 2015, y otro en Calahorra el pasado 26 de octubre.

Tras estos dos arrestos, los especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil mantuvieron activos los dispositivos de vigilancia sobre un tercer individuo, que también "estaba inmerso en este proceso" de radicalización, y concluyeron que se dedicaba a "realizar una intensa actividad propagandista y de ensalzamiento de las actividades del grupo terrorista Daesh a través de internet".

Según el Ministerio del Interior, su actividad de "autoadoctrinamiento" se había incrementado con el tiempo, "incluso después de las dos detenciones" ya practicadas, que provocaron en el ahora arrestado "un cambio de actitud" y la "intensificación" de su discurso proyihadista, que transmitía "tanto físicamente como a través de las redes sociales a un número cada vez mayor de contactos tanto en España como en otros países".

La Guardia Civil intensificó entonces sus dispositivos de vigilancia sobre este individuo y descubrió que, "en fechas recientes, habría intentado enrolarse en las filas del Daesh, para lo que se habría desplazado a Turquía de donde fue retornado gracias a las gestiones de colaboración policial internacional".

El Ministerio de Interior recuerda que, desde que, el pasado 26 de junio de 2015, el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA) se elevara hasta el nivel cuatro, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 170 terroristas yihadistas.

Además, la Guardia Civil ha reforzado todos sus dispositivos operativos y líneas de investigación relativas a la amenaza terrorista.

"Especialmente aquellas sobre individuos inmersos en un proceso de radicalización que pueda desembocar en el desplazamiento a zona de conflicto o en la comisión de acciones terroristas en los países de residencia, lo cual supone en la actualidad una de las principales amenazas sobre los países occidentales".

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa "Stop Radicalismos", los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad posibles casos de radicalización en su entorno a través de la correspondiente página web, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito habilitado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El supuesto terrorista detenido en Irún tenía conexiones con el presunto yihadista arrestado en Pamplona durante el pasado año