SUCESOS

Pánico entre navarros con apartamentos en Salou ante una gran oleada de robos: "Se llevan hasta la taza del váter"

En una urbanización ubicada en pleno centro de la ciudad costera ya han sido desvalijados siete pisos.

Una calle del centro de Salou. ARCHIVO
Una calle del centro de Salou. ARCHIVO

Un desasosegante estado de nerviosismo se ha apoderado de varios ciudadanos navarros propietarios de apartamentos en Salou, al conocer los detalles de una peligrosa oleada de robos que se está registrando durante las últimas semanas.

En una urbanización que se encuentra en el centro de la ciudad, en la calle Mayor, ya han sido completamente desvalijados siete pisos que estaban cerrados a cal y canto y sin actividad debido al invierno, una circunstancia que ha sido aprovechada por los ladrones.

La voz de alerta saltó hace diez días, cuando el administrador de la finca, que suele visitar las instalaciones para comprobar que todo se encuentra en orden, detectó que una de las contraventanas de un primer piso había sido abierta.

Llamó a los propietarios del apartamento, oriundos de La Rioja, para avisar de la situación. Una vez que llegaron a Salou, se confirmaron las sospechas. Los ladrones se habían llevado las bicicletas y los enseres de más valor.

Pero eso no era todo, ya que, a juzgar por el estado del interior del piso, los dueños dedujeron que los ladrones se habían instalado durante al menos dos o tres días en el apartamento, muy próximo a la playa y localizado en una zona en la que, en verano, la actividad es constante, aunque en invierno se convierte en un auténtico páramo.

Tras ese allanamiento de morada, se fueron sucediendo las noticias de más robos en otros inmuebles de la misma urbanización, en la que residen durante el período estival unas cinco familias de navarros, con más de 30 años recalando en la ciudad tarraconense para disfrutar de las vacaciones.

LA FACTURA DE LA LUZ

En otro bloque, el robo sucedió en un piso de una altura superior. Los dueños también tuvieron que desplazarse desde fuera de Cataluña para comprobar los daños y los objetos desaparecidos. "Cuando comentaron con sus amistades lo que había ocurrido, resulta que una amiga había pasado un día por la calle y vio una ventana abierta, pero no le dio más importancia", cuenta una tudelana, propietaria de uno de esos apartamentos y que apunta que, al comprobar la factura de la luz, las víctimas del nuevo robo también descubrieron que los ladrones habían vivido varios días en el piso.

Cada uno de los vecinos afectados se ha puesto en contacto con sus respectivos seguros para ver si la recuperación de todo lo robado podrá ser efectiva. "En algunos casos, el robo ha sido completo, ya que les han quitado hasta la taza del váter", comenta.

Esta urbanización dispone de cámaras de seguridad tanto en las escaleras interiores del portal como en la parte trasera, donde se encuentra el jardín y donde a su vez hay varios accesos a la finca. Sin embargo, en la fachada que da a la calle Mayor, no hay ninguna, por lo que los ladrones actuaron sin miedo a ser descubiertos.

La opinión de los propietarios es que tuvieron que trepar desde la misma calle hasta los balcones, y de ahí entrar al interior de los pisos. Pero también se piensa que, de alguna forma, lograron acceder al tejado y, desde la azotea, deslizarse hasta los balcones de las viviendas más altas, ya que una de las robadas se sitúa en una sexta planta.

SE INSTALAN EN EL EDIFICIO

Los administradores ya han dado parte a la policía, pero los dueños se sienten muy intranquilos ante lo sucedido y con el temor de que sus apartamentos puedan ser los siguientes. "No solo es lo que te puedan robar de dentro, sino cómo te dejen todo de estropeado y que destrocen objetos que para ellos no tengan valor económico, pero para nosotros sí que guardan mucho valor sentimental, ya que llevamos viviendo allí más de tres décadas durante todos los veranos", expone la propietaria navarra.

Álex Savé, de Administraciones Savé, que gestiona las labores de administración en esta urbanización, incide en el hecho de que se trata de zonas turísticas, en las que se pasa de una ocupación del 100% en las vacaciones a una mínima en invierno. "Hay edificios de más de 50 apartamentos en los que solo viven tres familias y, quizás, ni se conocen entre ellos. Eso facilita enormemente que haya bandas o grupos que se aprovechen de esta situación", subraya.

Según lo que han experimentado en este caso, los ladrones se instalaron en el edificio tras conseguir acceder a uno de los pisos. "Entraron en un apartamento y allí pasaron dos o tres días, durante los cuales fueron abriendo puertas y entrando en otras viviendas. Después, reúnen todos los objetos de valor y los venden en tiendas de segunda mano. Van buscando, sobre todos, sistemas electrónicos, como televisiones, microondas..., ya que los pueden sacar muy rápido y tienen un valor relativo", asegura.

En su opinión, lo sucedido demuestra que, aunque sea una segunda residencia, un piso que solo se ocupa durante 15 días en verano, es fundamental contar con un seguro. "A alguno de los vecinos afectados se lo han destrozado todo y va a tener que rehacerlo, contratando a albañiles y demás. Pero no es solo por los robos, porque puedes tener un escape de agua que también te arruiné la vivienda", avisa.

LA NAVIDAD

Savé confirma que las autoridades ya están alertadas, porque se han puesto denuncias en los Mossos d'Esquadra, pero el ambiente que se respira entre los propietarios es de intranquilidad y nerviosismo. "En Salou y en esta época del año siempre se dan pequeños huertos e incluso algún problema con okupas, pero algo así como ha sucedido en esta urbanización, yo no había visto nunca", destaca.

"No es habitual este tipo de robo. Lo más normal es que entren por las puertas de los apartamentos, pero, en este caso, las puertas están intactas. Han accedido a pisos aleatorios, se supone que trepando desde la calle. Lo insólito es que lo han hecho incluso con viviendas que tenían cerramiento en la terraza, lo que dificulta mucho entrar por ahí", apunta.

A su juicio, no hay que bajar la guardia, aunque cree que lo peor ha pasado ya. "Creo que han aprovechado las vacaciones de Navidad, porque son los días en los que aquí sí que no hay nadie, por lo que es el momento más sencillo para ellos. Ahora mismo, ya hay negocios que se están empezando a poner en marcha de cara al verano, y por las calles se ve más actividad", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pánico entre navarros con apartamentos en Salou ante una gran oleada de robos: "Se llevan hasta la taza del váter"