• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 13:52

 

 
 

SUCESOS

La crecida del Arga deja Pamplona y la mirada se dirige ahora al paso del Ebro por la Ribera

La jornada de lluvias y desbordamientos de los ríos ha dejado una mujer de 49 años fallecida en Sumbilla. 

El río Arga se ha desbordado en el barrio de la Rochapea en Pamplona, con numerosas incidencias en diversas zonas con calles y garajes anegados y carreteras cortadas. IÑIGO ALZUGARAY
El río Arga se ha desbordado en el barrio de la Rochapea en Pamplona, con numerosas incidencias en diversas zonas con calles y garajes anegados y carreteras cortadas. IÑIGO ALZUGARAY

Las intensas lluvias, que durante este viernes han ocasionado la muerte de una mujer en Sumbilla e importantes inundaciones en gran parte de la Comunidad Foral, tenderán a remitir a lo largo del fin de semana, en el que la atención se va a centrar en la crecida del río Ebro.

Y es que, según las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, la crecida será extraordinaria en el tramo medio del Ebro, análoga a la de 2015, el máximo registrado desde 1997, y puede alcanzar en Castejón y Tudela de 2.500 a 3.200 m3/s.

Durante la madrugada y primeras horas de la mañana de este sábado, según apunta, la crecida del Alto Ebro alcanzará las localidades de Logroño y Mendavia (1400-1600 m³/s).

En el Ega, el caudal máximo se observará en su tramo bajo durante esta noche (200-300 m³/s) y en el Arga (800-1000 m³/s) lo hará durante la próxima madrugada.

La crecida del Aragón, procedente del Irati, se observará en Caparroso al inicio de esta próxima madrugada también, con un caudal de 700-900 m³/s.

Para el Ebro en Castejón-Tudela se prevé, con gran incertidumbre, entre 2500 y 3200 m³/s durante la tarde de mañana sábado 11.

En Pamplona se mantiene el nivel de alerta por la crecida del río Arga, aunque se empieza a estabiliza la situación en la capital, donde el Ayuntamiento ha habilitado dos puntos móviles para ayudar a los vecinos a tramitar reclamaciones por los daños de la riada.

Unos daños cuantiosos, todavía difíciles de cuantificar, que se han producido en numerosas localidades de la Comunidad Foral afectando tanto a infraestructuras públicas, con afecciones en el ámbito educativo, como en viviendas y negocios particulares, así como en la red de carreteras.

El suceso más grave ha tenido lugar esta mañana en Sumbilla, donde ha fallecido una mujer de 49 años al desprenderse el cobertizo de un caserío cuando, al perecer, se encontraba en el interior de su coche.

Esta ha sido una de las numerosas intervenciones de los servicios de emergencias y cuerpos policiales en una jornada en la que los vecinos de diversas zonas han tenido que ser auxiliados al ver como se inundaban sus casas y 26 residentes de El Vergel han sido evacuados del centro que tenía el sótano inundado y se encontraba sin calefacción ni teléfono.

Además, un total de 2.600 hogares se han visto afectados por el suministro eléctrico de Iberdrola durante las riadas, la mayor parte de ellas en el barrio pamplonés de la Rochapea.

TUDELA PREPARA LA CRECIDA

El Ayuntamiento de Tudela ha activado esta tarde el nivel 1 de emergencia de inundaciones ante las previsiones de crecida del caudal del Ebro que, según las últimas previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, sobrepasará los 1.600 metros cúbicos por segundo a las 00.00 horas de hoy a su paso por Tudela. Dentro de las mismas predicciones, la CHE contempla que la crecida supere los 2.900 metros cúbicos entre la noche del sábado y la mañana del domingo.

Ante estas cifras, el Ayuntamiento de Tudela se encuentra en la fase de emergencia 1, que entra en marcha cuando el umbral de caudal observado llega a los 1.600 metros cúbicos, y se prepara para entrar en el nivel 2, que contempla desbordamientos con afecciones graves.

De momento, ya se ha notificado la situación a los miembros del CECOPAL y del Gobierno de Navarra y los vecinos de que lo hayan solicitado por empezarán a recibir SMS con el mensaje: “Activado el nivel 1 de emergencia ante inundaciones por crecida del Ebro en Tudela. Crecida importante del río con posibles desbordamientos en zonas bajas próximas al cauce. Se esperan inundaciones y cortes de calles en la zona de calle Verjas y San Julián, Huerto del Rey, salida de Tudela hacia la carretera del Cristo y en las calles Fosal, Portal y adyacentes. Estén atentos a las indicaciones en las próximas horas”.

Dentro de este protocolo, Policía Local, que durante todo el día ha llevado a cabo tareas de vallado y señalización, ya ha previsto la modificación del tráfico en la calle Carnicerías y Verjas con el objeto de facilitar el acceso a los vecinos. Así, se permitirá el acceso por Carnicerías hasta San Jaime y se permite circular de San Jaime hacia Portal por Verjas. También se cortará la carretera del Cristo y los Karts.

A lo largo de toda la jornada, se ha avisado a todos los propietarios de garajes en la Judería, Verjas, San Julián y paseo de Pamplona para que sacaran sus vehículos; mientras que la grúa ha retirado los únicos dos coches que todavía permanecían en el aparcamiento de las zonas inundables del Prado. También se han sacado enseres de las primeras plantas del Centro Cívico El Molinar, que ha quedado clausurado hasta el paso de la riada.

Desde el Ayuntamiento de Tudela se vuelve a hacer hincapié en que aquellas personas que tengan huertos y casetas en la Mejana y otros términos municipales próximos al río, desalojen los animales de los mismos cuanto antes. En este sentido, se ha habilitado la plaza de toros para acoger a perros, caballos, etc, que no puedan ser trasladados a otro lugar. En dicho caso, los propietarios pueden ponerse en contacto con Policía Municipal.

Estas medidas llegan siguiendo el protocolo de inundaciones del Ayuntamiento de Tudela, tras una reunión que, convocada por el alcalde Alejandro Toquero, ha tenido lugar hace una hora en el Centro de Coordinación Operativa y a la que han acudido responsables de Policía Local, Protección Civil, Brigada municipal de Obras, Bomberos, Junta de Aguas y Sanidad.

En cuanto a las previsiones del fin de semana, la CHE ha “insistido en la alta incertidumbre del pronóstico y en la necesidad de ir actualizando los datos ya que los embalses de Itoiz y Yesa-han dicho-van a contribuir a reducir los caudales circulantes en esta avenida en el tramo medio”. Sin embargo, los indicadores se mantienen en cifras que superan los 2.900 metros por segundo en el pico de la riada, superiores a los registrados en las avenidas del Ebro en 2003 y 2015.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La crecida del Arga deja Pamplona y la mirada se dirige ahora al paso del Ebro por la Ribera