• sábado, 15 de mayo de 2021
  • Actualizado 20:36

 

 
 

SUCESOS

Al rescate de Canela, una perra enriscada durante dos días en la Foz de Lumbier

Los agentes del GREIM de la Guarda Civil de Navarra, conocedores de lo agreste de la zona, se movilizaron con material específico de escalada.

Rescate de una perra por parte de la Guardia Civil en un barranco de la Foz de Lumbier. CEDIDAS
Rescate de una perra por parte de la Guardia Civil en un barranco de la Foz de Lumbier. CEDIDAS

Agentes del Grupo de Recate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Navarra rescataron, durante el pasado fin de semana, a una perra la cual se encontraba enriscada en una pequeña repisa sobresaliente de la pared vertical en el barranco de la Foz de Lumbier.

A mitad de la semana pasada, un vecino de 76 años de la Merindad de Sangüesa puso en conocimiento en la Oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Sangüesa, que una de sus mascotas se le había escapado tras soltarse de la correa que la sujetaba. Este hombre no pudo dar alcance a su mascota, una perra de poco más de un año, de raza podenco andaluz, llamada Canela.

Agentes de seguridad ciudadana de la Guardia Civil, tras recibir llamadas de varios senderistas que manifestaban haber oído ladrar a un perro de forma desesperante, que provenía de una de las paredes del barranco de la Foz de Lumbier, localizaron al animal a mitad de una pared  vertical de roca caliza de unos 100 metros de altura.

Al tratarse de una zona muy agreste con grandes acantilados y bravos escarpes se hacía imposible acceder y recuperar al animal sin medios técnicos de escalada. La Central Operativa de Servicio (COS) activó para su rescate al Grupo de Rescate Especial e Intervención en Montaña (GREIM) con base en la Comandancia de la Guardia Civil en Pamplona.

Los agentes del GREIM conocedores de lo agreste del terreno, se desplazaron con material específico de escalada. Para ello, y debido a la verticalidad de la pared de roca caliza, unido a la lluvia caída durante los últimos días, decidieron descenderla desde la cúspide. Para poder iniciar el descenso, los guardias civiles recorrieron cargados de todo el material que podría serle necesario durante 3 kilómetros entre malezas campo a través hasta llegar al punto que habían considerado como más idóneo para realizar el rescate con éxito.

Una vez en la cima, los especialistas aseguraron con anclajes fijos los metros de cuerda semi estática para descender la pared, utilizando la técnica de rápel, descendiendo 55 metros hasta llegar a una pequeña repisa que sobresalía de la pared, donde había caído el animal. Los especialistas en rescate de montaña, reanudaron el descenso cargando el animal hasta el sendero situado a pie de la Foz de Lumbier.

Una vez que finalizaron las maniobras del operativo de rescate, los guardias civiles entregaron a la perra en buen estado a pesar de haber caído desde 55 metros de altura hasta la pequeña repisa sobresaliente, así como de la falta de alimentos y agua.

 El dueño de la perra, llamada Canela, esperó observador durante toda la maniobra de rescate en el sendero del interior de la ruta del barranco de la Foz de Lumbier  junto a otros agentes desplazados al lugar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Al rescate de Canela, una perra enriscada durante dos días en la Foz de Lumbier