PREMIUM  SUCESOS

Investigan si el alcohol ingerido por el conductor, de 21 años, ha sido una de las causas del accidente de Berrioplano

El equipo de Atestados todavía se encuentra investigando el siniestro para determinar cuál ha sido el motivo principal del atropello.

Una ambulancia, junto a una carretera navarra. ARCHIVO
Una ambulancia, junto a una carretera navarra. ARCHIVO  

La Policía Foral se encuentra investigando si la presencia de alcohol en el organismo del conductor que esta mañana de domingo ha atropellado a un joven en Berrioplano ha sido una de las causas del accidente de circulación.

Los dos jóvenes, tanto el conductor, de 21 años, como la víctima mortal, de 23 años, son vecinos de la cuenca de Pamplona, han apuntado fuentes del cuerpo policial autonómico.

El equipo de Atestados encargado de las diligencias del siniestro todavía no ha concluido todavía cuál ha sido la causa del accidente, que ha tenido lugar a las 7.14 horas en el punto kilométrico 7 de la carretera N-240-A.

No han trascendido más datos sobre por qué había un peatón por esa vía a esa hora de la madrugada, ni cuál ha sido la tasa de alcohol que ha arrojado el conductor del coche implicado en el suceso.

Lo que sí se sabe es que este joven ha tenido que ser trasladado hasta el Complejo Hospitalario de Navarra con un pronóstico reservado, según han indicado desde la Policía Foral.

Como se recuerda, hasta el lugar del accidente se han movilizados patrullas adscritas a la comisaría de Pamplona, además de dos dotaciones de los bomberos del parque de Trinitarios de la capital navarra.

Con este accidente mortal se cierra uno de los fines de semana más trágicos en las carreteras navarras de los últimos años, ya que desde el viernes han muerto cuatro personas en otros tantos accidentes de tráfico. El viernes negro se cerró con tres fallecidos en menos de 12 horas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Investigan si el alcohol ingerido por el conductor, de 21 años, ha sido una de las causas del accidente de Berrioplano