• sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SUCESOS

El conductor del coche fugado en Pamplona es navarro y sufrió una alteración mental

El coche ha avanzado por las calles del Casco Antiguo en dirección contraria y amenazando con atropellar a peatones. 

La persecución ha finalizado en la unión de la avenida del Ejército con Pío XII. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA
La persecución ha finalizado en la unión de la avenida del Ejército con Pío XII. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA

El conductor del vehículo que ha protagonizado una huida este viernes por las calles del Casco Antiguo y el Segundo Ensanche de Pamplona es un joven navarro, natural de Pamplona, de 25 años de edad y vecino de Huarte. Se encuentra detenido y pasará a disposición judicial este sábado, o este domingo a lo más tardar.

Según fuentes de la investigación el joven sufrió en el momento de la huida algún tipo enajenación mental  que le llevó a reaccionar de esa manera tras recibir el alto de los agentes en la Plaza Consistorial.

El suceso se produjo a las 3:45 de la madrugada, cuando el vehículo que circulaba por la zona peatonal de Santo Domingo y la plaza del Ayuntamiento, se cruzó con un coche patrulla de la Policía Municipal, colisionando con él a baja velocidad.

El joven reaccionó echando marcha atrás, motivo por el que comenzó a ser perseguido a pie por los agentes. En un momento dado, el conductor decidió emprender de manera repentina la marcha adelante, atropellando a uno de los agentes, el cual, empuñando su arma reglamentaria, realizó un disparo buscando alcanzar una de las ruedas del vehículo para provocar que frenara. 

El conductor, lejos de detener el coche, aceleró y comenzó su huida por las calles Mercaderes Estafeta a gran velocidad, para continuar por las calles Amaya, Baja Navarra Avenida del Ejército. En ese punto, en la confluencia con Pio XII le esperaban dos furgones patrulla cruzados para cerrarle el paso. 

Como quiera que el conductor no frenó al llegar a ese punto, otro agente disparó de nuevo buscando la rueda del vehículo, impactando sobre ella y precipitando el coche contra los furgones. Fue entonces cuando se procedió a la detención del joven, que opuso resistencia, causando heridas leves a otros dos agentes.

Al joven se le practicaron pruebas de alcoholemia y drogas, ofreciendo resultado negativo en ambas. La violencia y velocidad a la que huyó del lugar llevaron a los agentes actuantes a pensar que en el coche encontrarían pruebas de algún hecho delictivo, pero en la inspección del mismo, no se ha encontrado absolutamente nada.

Según ha podido conocer Navarra.com, los padres del joven han confirmado a los investigadores que el chico había tenido algunos problemas psicológicos, aunque nunca antes de esta magnitud.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El conductor del coche fugado en Pamplona es navarro y sufrió una alteración mental