• miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • Actualizado 12:46
 
 

SUCESOS

La Policía busca a los ultras que atacaron con palos y bengalas un bar de Indar Gorri en Pamplona

El ataque al bar Ezpala Taberna de Iturrama se produjo pasadas las 17.00 horas cuando un grupo de entre 20 y 30 personas entraron en el establecimiento con palos y bengalas.

Estado de la taberna Ezpala en le barrio de Iturrama tras la pelea entre ultras de Osasuna y del Barcelona.
Estado de la taberna Ezpala en le barrio de Iturrama tras la pelea entre ultras de Osasuna y del Barcelona.

La Policía Nacional de Navarra y Cataluña trabajan de forma conjunta para identificar a los ultras del Fútbol Club Barcelona que este martes causaron incidentes que se saldaron con tres heridos y destrozos en un bar de Pamplona donde se suelen reunir miembros de Indar Gorri.

El ataque al bar Ezpala Taberna del barrio de Iturrama se produjo pasadas las 17.00 horas de la tarde cuando un grupo de entre 20 y 30 personas entraron en el establecimiento con palos y bengalas. Esta acción fue atribuida a radicales del Barcelona en un comunicado de condena difundido por Osasuna y, según han apuntado distintas fuentes, se trataría de un acto de venganza a una acción previa de Indar Gorri hace años en la ciudad condal.

Según testigos de establecimientos de la zona, el ataque, ocurrido horas antes del partido que iba a enfrentar a Osasuna y al FC Barcelona en El Sadar, duró escasos minutos, cuando el bar contaba con pocos clientes. "Fue entrar, destrozar el bar y salir, porque no nos dio tiempo ni a verlo", declara a EFE una testigo. "Para cuando nos dimos cuenta llegó la Policía con las sirenas y ya se habían ido", añade.

Antes de los partidos, miembros de Indar Gorri suelen quedar en este bar y desde allí van a El Sadar. El objetivo de los atacantes, según testigos de la zona, no era encontrarse con estos aficionados de Osasuna, sino destrozar el bar donde quedan "porque tendrían que haber ido más tarde".

El Club Atlético Osasuna condenó esa misma tarde los incidentes en un comunicado en el que manifiesta su solidaridad con los afectados y se pone a disposición de los aficionados agredidos.

El club ratifica su total oposición a cualquier signo de violencia, racismo, xenofobia e intolerancia en el deporte y expresa su deseo de que el partido de esta noche transcurra con absoluta normalidad.

Por su parte, el FC Barcelona emitió también un comunicado en el que "lamenta y condena los actos de vandalismo protagonizados esta tarde por aficionados ultras en la ciudad de Pamplona. El presidente Joan Laporta se puso en contacto con el presidente del Club Atlético Osasuna, Luis Sabalza, para compartir el rechazo del equipo navarro ante lo sucedido entre aficionados radicales.

Minutos después de conocerse la noticia, el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, condenó los hechos en su cuenta de Twitter: "Inaceptables los incidentes ocurridos en un bar del barrio de Iturrama e inaceptable la presencia de ultras en el mundo fútbol. Ellos sobran. El fútbol es de los/as aficionados/as que lo viven -lo vivimos- con tanta pasión como respeto".

Por el momento no se han practicado detenciones, según han indicado a EFE fuentes policiales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Policía busca a los ultras que atacaron con palos y bengalas un bar de Indar Gorri en Pamplona