• jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:43

 

 
 

SUCESOS

Un policía en prácticas salva la vida a una mujer que se atragantó en un restaurante de Pamplona

La mujer, que tenía el rostro azulado y llegó a perder el conocimiento, pudo volver a respirar gracias a la intervención de un policía nacional en prácticas fuera de servicio.

El agente de policía nacional en prácticas que salvó la vida a una mujer en un restaurante de Pamplona. POLICÍA  NACIONAL
El agente de policía nacional en prácticas que salvó la vida a una mujer en un restaurante de Pamplona. POLICÍA NACIONAL

Un Policía Nacional destinado en la Jefatura Superior de Policía de Navarra en periodo de prácticas profesionales auxilió la semana pasada a una mujer que se estaba atragantando en un restaurante de Pamplona.

El agente, libre de servicio, estaba esperando junto a un familiar a ser atendido en el restaurante cuando observó que una persona podía estar atragantándose. La mujer tenía el rostro azulado y no podía respirar.  De forma inmediata se situó a su espalda y le practicó la maniobra de 'Heimlich' que, en un primer intento, no funcionó.

El policía notó entonces que la mujer se desvanecía y perdía el conocimiento, quedando en volandas en sus brazos. Un segundo intento de la maniobra para desobstruir el conducto respiratorio consiguió desplazar el objeto y permitió que la mujer volviera a respirar y recobrara la conciencia.

Desde que los agentes de Policía Nacional comienzan su formación como alumnos en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, se inician en el aprendizaje de técnicas de primeros auxilios.

Ante situaciones de emergencia como la vivida, estos conocimientos pueden ser cruciales para asistir a las personas hasta la llegada de los servicios sanitarios incluso, su puesta en práctica, puede salvar vidas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un policía en prácticas salva la vida a una mujer que se atragantó en un restaurante de Pamplona