• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:25

 

 
 

SUCESOS

Un perro peligroso fuera de control 'destroza' varios coches en una calle de Tudela

Los agentes de la localidad ribera pudieron identificar al propietario del animal y fue propuesto para sanción por dejar suelto al perro.

Imagen de archivo de un perro tumbado ARCHIVO
Imagen de archivo de un perro tumbado ARCHIVO

La Policía Local de Tudela ha sancionado al propietario de un perro potencialmente peligroso que se encontraba fuera de control en el pasaje del Regio, en la capital ribera.

Al parecer, según certifican los agentes tudelanos, el can se encontraba suelto sobre las 13 horas y había causado daños en varios vehículos al subirse a ellos.

A la llegada de los agentes, se procedió a la identificación del animal y el propietario se personó en el lugar.

Finalmente, fue propuesto para sanción al estar el perro suelto y se le instó a facilitar los datos del seguro a los propietarios de los vehículos para que pudieran reclamar los daños.

Asimismo, sobre las 16 horas, otra patrulla procedió a la detención de un menor, de 16 años, por conducir un turismo sin tener edad legal para ello. Ha sido imputado por un presunto delito de Seguridad Vial.

También, a las 17.15 horas, agentes se personaron en un hipermercado al ser requeridos por el vigilante de seguridad tras haber observado a dos personas hurtar dos botellas de licor. Ambas fueron identificadas y se les retiró los productos, al mismo tiempo que se les informó de que iban a ser denunciados por estos hechos.

Por último, sobre las 23.30 horas, SOS alertó de que una persona se encontraba en la vía pública desorientada. Los agentes identificaron a una mujer de 71 años quien decía cosas incoherentes, consiguiendo localizar a un familiar, quien se hizo cargo de ella.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un perro peligroso fuera de control 'destroza' varios coches en una calle de Tudela