SUCESOS

El agresor acabó en el hospital: detenido en Pamplona tras pegar a un familiar que le acabó rociando con un spray

La Policía Foral, además, ha detenido a otro hombre por quebrantar una orden de alejamiento al colarse en una residencia.

Montaje de una persona rociando spray a un hombre. ARCHIVO
Montaje de una persona rociando spray a un hombre. ARCHIVO

La Policía Foral ha detenido recientemente a dos vecinos de Pamplona, uno como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y el otro por quebrantar una medida de alejamiento

En el primer caso, agentes de la Brigada Asistencial han detenido a un vecino de 35 años. Los hechos ocurrieron en Estella, donde la Policía Municipal intervino en una agresión ocurrida en la vía pública entre dos familiares, en la que uno de ellos se defendió rociando con un spray de gas pimienta al presunto agresor.

El autor de la agresión fue atendido por irritaciones en ojos y vías respiratorias en el centro de salud y posteriormente trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, donde fue detenido por agentes de Policía Foral.

Por otro lado, ha sido detenido otro vecino de 43 años de Pamplona por quebrantar una medida de alejamiento.

Los hechos ocurrieron cuando desde una residencia de la cuenca se alertó a la Policía Foral porque una persona con una orden de prohibición dictada por un juzgado pamplonés había accedido al inmueble.

La patrulla de seguridad ciudadana comprobó que dicha orden seguía en vigor y detuvo al varón.

En los últimos días la Policía Foral ha detenido cinco personas, tres varones y dos mujeres, por delitos relacionados con violencia contra la mujer y familiar. Con estos, ya son 91 las personas que la Policía Foral ha apresado en lo que llevamos de año relacionados con estos delitos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El agresor acabó en el hospital: detenido en Pamplona tras pegar a un familiar que le acabó rociando con un spray