PREMIUM  PAMPLONA

Tres horas encadenados a un bloque de hormigón: así han colapsado Pamplona los abertzales del gaztetxe

Han impedido el paso de vehículos en el cruce de las calles Cortes de Navarra, cuesta de Labrit y Amaya dentro de sus protestas por el desalojo del edificio. 

Los radicales de Marqués de Rozalejo cortan una calle de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Los radicales de Marqués de Rozalejo cortan una calle de Pamplona. MIGUEL OSÉS  

Los okupas desalojados del Palacio Marqués de Rozalejo han vuelto a colapsar Pamplona dentro de sus protestas por el cierre del edificio después de un año y medio de negocios irregulares en Navarrería.

Este jueves habían convocado una marcha en bici a las 18 horas que ha recorrido varias calles de la ciudad. Pasadas las 18.30 horas, dos de los radicales se han encadenado a un bloque de hormigón colocado en el cruce de Cortes de Navarra con la bajada de Labrit, una zona clave en el tráfico de Pamplona.

La situación ha provocado un colpaso total en la ciudad durante más de 3 horas, ya que todos los accesos y salidas a Rochapea y Chantrea desde el Casco Antiguo por Labrit han quedado cerrados, así como las calles Maya y Cortes de Navarra de manera parcial.

El Ayuntamiento de Pamplona gobernado por Bildu no ha ofrecido en todo el tiempo ninguna información oficial, ni desde la cuenta de Policía Municipal en Twitter ni a través de su gabinete de comunicación, que ha mantenido silencio y no ha considerado necesario hacer llegar a los ciudadanos la situación y las recomendaciones a los vecinos sobre qué vías tomar durante casi 4 horas de cierre de tráfico.

Agentes de Policía Municipal y de Policía Nacional han acordonado la zona a la espera de la llegada de un equipo de Policía Foral con material que permitiera desatrapar a los dos radicales encadenados, que era imposible moverlos del lugar debido a los posibles daños físicos que podían sufrir si se movía el bidón con hormigón con ellos encadenados.

Durante todo el tiempo decenas de radicales se han mantenido en la zona gritando consignas en favor de los encadenados, del gaztetxe y en contra de la Policía. 

Sobre las 21.30 se ha restablecido el tráfico en la zona tras la operación llevada a cabo por los agentes.  

Lo ocurrido en Pamplona es una nueva protesta de los abertzales que controlaban para sus intereses personales el edificio público después de que un informe del Servicio de Patrimonio del Gobierno de Navarra constatara el "agravamiento de los riesgos" en el inmueble, que ha estado ocupado durante más de un año.

De hecho, este miércoles, un grupo de personas cortaron al tráfico durante tres horas la carretera del puente del Vergel al desplegar una pancarta para unir ambos lados de la vía y dos personas se han colgado con cuerdas y arneses desde el puente portando también pancartas.

"Cerramos la calle para abrir el camino", han dicho en la cuenta de twitter del movimiento extremista.

Los radicales han contado durante estos días con el apoyo incondicional de Bildu, IE o Podemos. Por ejemplo, la edil de Pamplona Laura Berro celebró los actos vandálicos en la ciudad, en especial la pintada en una villavesa en favor de la 'okupación' públicos para sus intereses particulares.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres horas encadenados a un bloque de hormigón: así han colapsado Pamplona los abertzales del gaztetxe