SUCESOS

Nueve navarros escondían cerca de Pamplona el mayor alijo de cocaína de los últimos diez años

Se trata, entre otros, de 32 kilogramos de cocaína, 65 de speed y 12 de hachís que superan los dos millones de euros de valor.

Alijo de droga incautado por la Policía Nacional en Navarra. POLICÍA NACIONAL
Alijo de droga incautado por la Policía Nacional en Navarra. POLICÍA NACIONAL  

La Policía Nacional ha intervenido el mayor alijo de cocaína incautado en Navarra en la última década y ha desarticulado un grupo criminal organizado dedicado a la distribución de droga en Navarra y sus comunidades autónomas limítrofes (Aragón País Vasco y La Rioja). 

Se han incautado 32 kilogramos de cocaína, 65 de speed, 12 de hachís, cristal de MDMA, éxtasis, seis vehículos y 25.000 euros en efectivo. 

Han sido detenidas nueve personas (ocho hombres y una mujer), todas ellas navarras, de las cuales cuatro ya están en prisión y los otros cinco se encuentran en libertad condicional. Todas ellas actuaban bajo las órdenes del principal investigado, que era el cabecilla de la banda. 

La investigación, en el marco de la operación "Brothers", se inició a finales del pasado mes de enero cuando los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Navarra recibieron una información anónima a través del correo de la Policía Nacional destinado a estos casos [email protected] en el que se hablaba de un posible "menudeo". 

Según ha declarado el jefe superior de la Policía Nacional en Navarra, Daniel Rodríguez López, en una rueda de prensa "los policías han estado investigando durante cinco meses 24 horas al día", por lo que ha querido reconocer de manera destacada su trabajo y "felicitar a los investigadores". 

Ha añadido que la operación ha sido "muy relevante" porque el alijo incluía cocaína suficiente para "más de 100.000 dosis de un gramo de cocaína" así como "65.000 dosis de speed" que se podrían haber distribuido durante las fiestas de San Fermín en Pamplona. Según las autoridades policiales, todo este alijo podría tener un precio de mercado de en torno a 2 millones de euros si bien "aún no pueden precisar la valoración". 

El comisario también ha señalado que la investigación ha sido "muy laboriosa" ya que los detenidos "tomaban medidas que recordaban a los grupos terroristas" y "no utilizaban el teléfono para nada" ya que "sus comunicaciones las hacían de manera escrita a través de buzoneos en puntos previamente fijados".

Además, concretaban citas en espacios abiertos y descampados desde donde pudieran tener un control de todos aquellos vehículos y personas próximas a ellos. 

Además, tenían una estructura organizativa con base en un piso en la localidad navarra de Beriain, donde centraron la operación . El inicio alquiler del piso radicaba de hace cuatro o cinco años al menos, por lo que se sospecha que ya llevarían algún tiempo actuando en la Comunidad foral. Por todo esto, "había que extremar las medidas de vigilancia" a pesar de que, según ha asegurado, "no era un grupo violento". 

Por último, el comisario ha argumentado que creen que "han desarticulado al completo el grupo criminal, pero siguen investigando las líneas de procedencia de la droga", que venía de Castilla-La Mancha. Sin embargo, ha insistido en que esto es solamente una opinión. 

Está dirigiendo la investigación el juzgado nº 3 de Instrucción de Pamplona


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nueve navarros escondían cerca de Pamplona el mayor alijo de cocaína de los últimos diez años