PREMIUM  SUCESOS

Navarra intensifica su lucha contra el fraude en sistemas de anticontaminación de los camiones

Si se confirma la manipulación, se le podría imponer al infractor una sanción de hasta 12.000 euros.

Un agente de la Policía Foral supervisa un camión. GOBIERNO DE NAVARRA
Un agente de la Policía Foral supervisa un camión. GOBIERNO DE NAVARRA  

El Gobierno de Navarra intensifica su trabajo en favor de la protección del medio ambiente con la celebración de un curso de formación específica que mejora la capacidad de Policía Foral para detectar fraudes en sistemas de anticontaminación de vehículos pesados.

Las emisiones directas de gases de efecto invernadero, medidas en términos de CO2 equivalente, ascendieron en Navarra en 2017 a 5,74 millones de toneladas.

El sector del transporte fue el segundo que más contribuyó a ello con un 20,6%, por lo que "evitar la manipulación de los sistemas de post-tratamiento de gases de los vehículos pesados, se antoja fundamental en la lucha contra el cambio climático", ha destacado el Gobierno navarro en un comunicado.

En este sentido, el Ejecutivo ha puesto en valor que Navarra ha sido "pionera" en investigar estas infracciones y aplicar un régimen sancionador, que se especificó en sanciones de 12.000 euros por incumplimiento de la Ley 34/2017 de calidad de aire y protección de la atmósfera, además de multas de 200 euros por incumplir las condiciones técnicas reglamentarias establecidas mediante Real Decreto Legislativo por el que se aprueba el texto refundido de la ley sobre tráfico,

La primera denuncia tuvo lugar en noviembre de 2016 y desde entonces se han abierto 79 expedientes, estando incoados 72, la mayoría finalizados con el 50% del pago voluntario y reconocimiento de la responsabilidad. En algún caso se han presentado alegaciones y recursos.

El Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona ha dictado la primera sentencia al respecto, la número 000068/2019 de 7 de marzo, que ha desestimado el recurso y confirma la actuación de la Policía Foral y la tramitación del expediente por la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente también validó el pasado año el procedimiento iniciado por la Administración de la Comunidad foral, que está sirviendo de modelo a otras comunidades autónomas, han señalado desde el Gobierno navarro.

La normativa europea obliga desde el año 2005, con la entrada de la norma Euro 4, a la reducción de la emisión de gases contaminantes, especialmente los óxidos nitrosos o NOx. A partir del año 2014, con la entrada en vigor de la norma Euro 6, se consolida el uso de sistemas anticontaminación por oxidación catalítica selectiva (SCR) para reducir los gases.

Estos catalizadores usan un depósito de aditivo AdBlue, un líquido de base acuosa y urea que provoca la transformación del NOx a vapor de agua e hidrógeno a la salida del escape de los vehículos, reduciendo hasta un 95% la contaminación.

Bajo la justificación de un elevado coste del mantenimiento de este sistema, hay transportistas (según recientes estudios alrededor del 15%) que anulan el sistema de AdBlue mediante un dispositivo que se encuentra en internet desde 60 euros.

EQUIPO DE DIAGNOSIS

En junio de 2018 la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio del Gobierno de Navarra adquirió un equipo de diagnosis de vehículos industriales que ayuda a Policía Foral a la detección de la manipulación de los sistemas de post-tratamiento de gases de escape al acceder a las centralitas electrónicas de los vehículos.

Hasta la adquisición del citado equipo, la detección de estas manipulaciones se realizaba en base a una serie de indicios que permitían presumir la instalación de las citadas manipulaciones, de manera casi artesanal, resultando más fácil la obtención de los citados indicios en determinados modelos de vehículos.

Con el paso del tiempo, estas manipulaciones están siendo mejoradas día a día, para eludir su detección.

La citada herramienta ofrece información de los errores almacenados en las centralitas electrónicas, de manera que es posible descubrir los errores y conflictos que se generan tanto por averías como por manipulaciones de los citados sistemas.

Asimismo, permite conocer el estado del sistema de post-tratamiento de gases en tiempo real.

Una vez que se reúnen los indicios racionales para presumir la existencia de una manipulación en los citados sistemas de los vehículos, éstos son trasladados hasta un taller oficial, donde se somete al citado vehículo a una revisión.

Si se confirma la manipulación, la empresa propietaria está obligada a la reparación del vehículo para poder seguir circulando y al pago de la factura del taller, y se le impone una sanción de 12.000 euros.

Los 17 componentes del Grupo de Transportes de Policía Foral han participado en el curso 'Detección de errores en los sistemas de anticontaminación y tacógrafos' que se ha celebrado en la Escuela de Seguridad y Emergencias de Navarra.

El objetivo del curso es "aumentar la capacidad del alumnado para interpretar los datos de las centralitas electrónicas y detectar así fraudes en estos sistemas de anticontaminación, tacógrafos y limitadores de velocidad, además de servir para extraer información importante en la investigación de accidentes".

El curso, de 16 horas lectivas, lo han recibido también tres agentes del Grupo de Delincuencia del automóvil de Policía Foral y dos de la Ertzaintza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra intensifica su lucha contra el fraude en sistemas de anticontaminación de los camiones