PREMIUM  SUCESOS

Una vecina de Castejón desmiente un maltrato a pesar de ser atendida por golpes: "Me lo inventé por celos"

En un primer momento, la mujer aseguró que su expareja se había presentado en su domicilio para agredirla.

Imagen de una mujer con varios moratones en la espalda a consecuencia de una agresión sufrida. ARCHIVO
Imagen de una mujer con varios moratones en la espalda a consecuencia de una agresión sufrida. ARCHIVO   usuario

Un nuevo casos sospechoso e incongruente vuelve a salpicar a la Comunidad foral relacionado con el maltrato contra la mujer.

En este caso, los hechos ocurrieron en Castejón, en donde un hombre de 24 años ha sido detenido por la Policía Foral después de que su expareja manifestara que había sido agredida en un domicilio de la localidad.

Sin embargo, tras ser atendida en el Hospital Reina Sofía de Tudela por los golpes recibidos, y saber que el varón había sido detenido por los agentes navarros, la mujer acudió a la comisaría para desmentir las acusaciones vertidas hacia él y asegurar que "todo había sido una invención motivada por celos".

Asimismo, en Orcoyen una mujer llamó a la Policía Foral porque estaba recibiendo amenazas por parte de su expareja.

La patrulla desplazada comprobó cómo el hombre, vecino de Aoiz de 40 años, le amenazaba gravemente por teléfono.

Mientras la patrulla se encontraba con la víctima se personó el presunto agresor y fue inmediatamente detenido.

TRES DETENIDOS POR QUEBRANTAR ÓRDENES JUDICIALES

En Galar ha sido detenido un vecino de Pamplona de 41 años como autor de sendos delitos de quebrantamiento de medida cautelar, conducción temeraria y resistencia a agentes de la autoridad.

La intervención comenzó cuando un agente fuera de servicio observó al hombre cerca del domicilio de la víctima, por lo que dio aviso al Centro de Mando y Coordinación.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla, que localizó al sospechoso dándose a la fuga y conduciendo de manera temeraria. Un hecho que provocó que varios conductores maniobraran bruscamente para evitar la colisión. Finalmente, los policías lograron cortarle el paso y, al detenerlo, se resistió gravemente.

Además, en Corella, la Policía Foral ha detenido a un vecino de la localidad de 24 años por no respetar una medida cautelar de alejamiento y comunicación en vigor. Y, finalmente, en Viana también ha sido arrestado un vecino de 34 años por quebrantar en varias ocasiones la prohibición de acercamiento a menos de 500 metros sobre su exmujer.

Con estos detenidos son ya 150 los que la Policía Foral ha detenido en lo que llevamos de año por delitos relacionados con malos tratos y violencia familiar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una vecina de Castejón desmiente un maltrato a pesar de ser atendida por golpes: "Me lo inventé por celos"