PREMIUM  SUCESOS

Día negro en las carreteras navarras: tres personas mueren en sendos accidentes en menos de 12 horas

Los siniestros han tenido lugar en Berrioplano, en la A-12 y en la AP-15, y hay también un herido muy grave.

Colisión múltiple entre tres vehículos en la A-12. BOMBEROS DE NAVARRA
Colisión múltiple entre tres vehículos en la A-12. BOMBEROS DE NAVARRA  

Jornada fatídica en las carreteras navarras la vivida este viernes, con tres personas muertas en otros tantos accidentes de tráfico ocurridos en tan solo un intervalo de 12 horas en varios puntos de la Comunidad foral.

El primero de ellos ocurrió al mediodía en el kilómetro 7 de la N-240-A, a la altura del término municipal de Berrioplano. Consistió en una colisión por embestida entre un turismo y un camión. Como consecuencia del choque, el conductor del vehículo resultó herido muy grave, aunque acabó falleciendo por la tarde.

Se trata de Javier Azpíroz Azpíroz, que tenía 83 años, era vecino de Berriozar y fue miembro de la Policía Foral hasta que se jubiló en el año 2001. Según informó el cuerpo policial autonómico, ingresó en 1967, en una promoción compuesta por 11 policías, que se sumaron a los 17 agentes de carreteras.

Sus compañeros destacaron de él su "carácter afable", dijeron este viernes que "era un buen compañero y un bonachón". Inicialmente, fue destinado como motorista al pelotón de la zona de montaña de la sección de Tráfico, para pasar posteriormente a prestar servicio en el Hospital de Navarra, desde el año 1982. El resto de su trayectoria la desarrolló en el área de la protección de edificios, principalmente, en el antiguo Parlamento de Navarra.

Los otros dos accidentes tuvieron lugar casi a la misma hora, pero en puntos diferentes de la Comunidad foral. Uno sucedió a las 23.52 horas entre los puntos kilométricos 9 y 10 de la A-12, a la altura de la localidad de Guenduláin, según indicó el Gobierno regional.

En el siniestro, un estellés de 33 años murió después de colisionar el turismo que conducía, un Opel Astra, contra otro coche. Se da la circunstancia de que había accedido a la autopista en dirección contraria, aunque la Guardia Civil, que se encarga de las diligencias, ha manifestado este sábado que no se cree que se tratara de un conductor kamikaze, ya que viajaba en compañía de otra persona.

Precisamente, su acompañante resultó herido muy grave y fue trasladado en un ambulancia medicalizada hasta el Complejo Hospitalario de Navarra. En el accidente también se vio involucrado un tercer vehículo. En uno de ellos, un Citroën C4, dos personas resultaron heridas leves, igual que en el otro coche, un Land Rover Discovery, en el que viajaban igualmente dos personas. Estos cuatro heridos no revistieron de mucha gravedad y fueron trasladados al hospital en ambulancias convencionales y en un vehículo particular.

Hasta el lugar acudieron una dotación de los bomberos del parque pamplonés de Trinitarios y agentes de la Guardia Civil, que se encargan de llevar a cabo la investigación sobre el suceso.

El Instituto Armado ha añadido que el Opel circulaba en dirección Logroño por la calzada que va hacia Pamplona, aunque se desconoce por el momento la zona por la que había accedido a la autovía. Asimismo, se ha manifestado que una patrulla de la Benemérita se puso a su altura por el carril correcto e intentó parar al coche, cuyo conductor hizo caso omiso a las advertencias.

CAMIÓN VOLCADO EN LA AUTOPISTA

Casi a esa misma hora, concretamente a las 23.58 horas, se produjo el tercero de los accidentes mortales del viernes en Navarra. En esta ocasión, tuvo lugar en el punto kilométrico 64 de la AP-15, entre los municipios de Olóriz y Barásoain.

En este siniestro, un camionero murió después de que su vehículo, un denominado tren de carretera compuesto por la cabina y dos semirremolques, se saliera de la vía, volcara y se incendiaran todas las partes.

Según expuso la Policía Foral, el camión se salió por el margen izquierdo de la calzada, cruzó la mediana y los dos carriles del sentido contrario, y terminó colisionando finalmente contra el talud del margen izquierdo de la vía.

Bomberos de tres parques (Tafalla, Trinitarios y Cordovilla) se desplazaron hasta el lugar del accidente, pero en un primer momento no encontraron al conductor. De hecho, se preguntó a los conductores que habían parado junto al camión si lo habían visto salir de la cabina, por si se pudiera haberse desorientado a causa del vuelco.

Se lo comenzó a buscar por los alrededores, pero no se consiguió dar con él. Mientras tanto, se luchaba contra el fuego, que se había extendido a la vegetación de la cuneta y que incluso había superado las vallas que delimitan la autopista. Una vez apagado el fuego de la cabina, se encontró el cadáver.

El hombre, un vecino de Zaragoza de 46 años, había quedado atrapado por la cabeza tras volcar la cabina, por lo que se cree que falleció en el acto. Su cadáver se calcinó por las llamas, que afectaron tanto al camión como al remolque.

Un equipo médico había viajado también hasta la zona, pero no pudo hacer nada. Las patrullas de la Policía Foral desplazadas se encargaron de regular el tráfico, ya que uno de los carriles estuvo cortado toda la noche, hasta las 9 horas de este sábado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Día negro en las carreteras navarras: tres personas mueren en sendos accidentes en menos de 12 horas