SUCESOS

Un hombre desafía la cordura poniéndose a descuartizar un cerdo en mitad de una calle de Lerín

Ha recibido dos denuncias: una por movilidad no justificada durante el estado de alarma y otra por una infracción de salud pública.

Denunciado por hacer la matanza del cerdo en Lerín. POLICÍA FORAL
Denunciado por hacer la matanza del cerdo en Lerín. POLICÍA FORAL  

Aunque todavía quedan varias semanas por delante de estado de alarma debido a la expansión del coronavirus, hay personas que hacen caso omiso de las obligaciones del Gobierno y de las directrices de los expertos sanitarios para reducir los efectos de la pandemia.

En Lerín, por ejemplo, este fin de semana se ha dado un caso sumamente explicativo de la actitud de determinadas personas con relación a la enfermedad, demostrando una gran inconsciencia y un enorme desprecio por la salud de sus vecinos, al exponerse a contagiar el virus por una razón desconcertante.

Se trata de un hombre que este sábado se trasladó al matadero de Pamplona para recoger el cuerpo de un cerdo. Una vez cargado en el maletero, se dirigió hasta una calle de la citada localidad, donde sacó al animal y comenzó a descuartizarlo.

El aviso a las autoridades corrió a cargo de los vecinos de la zona a primera hora de la tarde del sábado, que avisaron de que una persona se encontraba realizando la matanza del cerdo en plena vía pública.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía Foral adscrita a la comisaría de Estella, que interpuso dos denuncias al hombre. La primera de ellas, por saltarse el confinamiento del estado de alarma sin una causa de fuerza mayor.

Además, se lo denunció también por una infracción de salud pública. Concretamente, por infringir la Orden Foral 112/2006, del 10 de noviembre, por la que se establecen las medidas sanitarias en relación con el consumo doméstico privado de las carnes priocedentes de animales de la especie porcina sacrificados y de jabalíes abatidos en cacerías.

PRUEBAS DE TRIQUINOSIS

Dentro de esa legislación, se marca que el ganado porcino podrá ser realizado en domicilios particulares (como caseríos), pero nunca en mitad de una calle. Además, para que sean aptas para el consumo doméstico privado, estos animales deben someterse a un análisis de detección de triquina.

En la imagen que se incluye en esta noticia puede verse cómo la suciedad y la sangre del animal descuartizado se vertió por la calle, hasta llegar a una de las alcantarillas de la localidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un hombre desafía la cordura poniéndose a descuartizar un cerdo en mitad de una calle de Lerín