PREMIUM  SUCESOS

Salud confirma la presencia de legionela en el hospital Reina Sofía de Tudela

Se estudia si un paciente que ingresó en el centro hospitalario guarda alguna relación con esta bacteria.

Una imagen del hospital Reina Sofía de Tudela. ARCHIVO
Una imagen del hospital Reina Sofía de Tudela. ARCHIVO  

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha confirmado la detección el pasado día 9 de febrero de la bacteria Legionella Pneumóphila en la red de agua del Hospital de Tudela, uno de cuyos pacientes está en estudio para determinar una posible relación con el ingreso, no confirmada.

Así lo han señalado desde este organismo, que indica que hasta el momento "no se puede atribuir la legionelosis al ingreso hospitalario" de este paciente, y constata que el hospital Reina Sofía de Tudela "venía realizando y realiza habitualmente de manera correcta el programa de prevención de legionelosis".

En el centro se detectó el viernes de la pasada semana la presencia de esta bacteria en las muestras obtenidas en un punto de la red de agua, "como suele ocurrir ocasionalmente en distintos tipos de instalaciones", como hoteles, residencias, hospitales públicos y privados, o centros de hidroterapia, entre otros.

A la vista de ese hecho, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra requirió la aplicación de las medidas de tratamiento pertinentes, como son la limpieza y la desinfección de manera inmediata en el tramo afectado, que se realiza elevando la concentración de desinfectante durante un cierto tiempo y dejando circular ese desinfectante por el circuito implicado.

DESINFECCIÓN DE LA RED DE AGUA CALIENTE

Además, se requirió la limpieza y desinfección de toda la red de agua caliente del hospital, que se está realizando este fin de semana, con una alta concentración de desinfectante y limpieza y purgas en puntos terminales, un tratamiento que obliga temporalmente a suspender brevemente el uso del agua de la red.

Sin embargo, según ha podido confirmar Navarra.com, los trabajadores del hospital de la capital ribera no habían sido informados sobre la presencia de la legionela en los conductos del agua, pese a ser descubierta desde el pasado día 9.

Las dos citadas medidas son las exigidas en la normativa de prevención de legionelosis y son "las que se consideran eficaces para garantizar la seguridad en este sentido", según las mismas fuentes, que han explicado que, además, posteriormente, a los 15 días se verificará la eficacia del tratamiento mediante un nuevo muestreo.

En cualquier caso, desde el ISPLN "se ha podido constatar que el hospital venía realizando y realiza habitualmente de manera correcta el programa de prevención de legionelosis", aseguran.

DOS TIPOS DE ENFERMEDADES

Añaden las mismas fuentes que la Legionella Pneumóphila es una bacteria que puede causar dos tipos de enfermedades: la fiebre de Pontiac, parecida a una gripe, y la neumonía por legionela.

La vulnerabilidad y gravedad de la enfermedad viene determinada, como en la gripe y otras enfermedades infecciosas, por las características de las personas, ya que resultan más vulnerables las personas mayores, con cánceres, enfermedades respiratorias, inmunodepresión, tabaquismo y otras.

La incidencia de legionelosis en Navarra en los últimos años ha oscilado entre los 13 y los 28 casos por año, aunque en el 2006 hubo 166 casos, la mayoría por un brote detectado ese verano en Pamplona.

Sin embargo, en los últimos años no se han producido casos confirmados de legionelosis asociada al ingreso hospitalario ni en el hospital de Tudela ni en ningún otro de la red pública.

Desde el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra se recuerda que la Legionella Pneumóphila no se contagia de persona a persona ni tampoco por beber agua, sino que se transmite por gotas de aerosol que contienen la bacteria, fundamentalmente al ducharse.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud confirma la presencia de legionela en el hospital Reina Sofía de Tudela