PREMIUM  SUCESOS

Un joven de Villava roba un proyector antiguo de cine de una bajera y lo pone a la venta a través de una app móvil

El aparato lo robó en 2013 de una asociación de jóvenes de la localidad y ahora lo intentaba vender por 180 euros. 

Reproductor de cine antiguo. ARCHIVO
Reproductor de cine antiguo. ARCHIVO  

La Policía foral ha detenido en los últimos días en Villava y Tudela a tres personas por delitos de robo con fuerza, hurto continuado y receptación, ya que ofertaban en una aplicación móvil y en una tienda de segunda mano los objetos sustraídos para su venta.

Según ha informado este lunes el cuerpo autonómico en una nota, la primera actuación se produjo en Villava, donde se detuvo al vecino de la localidad I.G.O., de 29 años, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas.

Agentes de la Policía Municipal recibieron aviso de que alguien estaba intentando vender a través de una aplicación móvil de compraventa de objetos un proyector de cine sonoro de 16 milímetros sustraído en junio de 2013 en una asociación de jóvenes de la localidad tras forzar la puerta de acceso. Intentaba sacarle 180 euros de beneficio. 

Los agentes municipales lo pusieron en conocimiento de la Policía Foral, que se encargó de la investigación, que culminó con la identificación y detención del vendedor, I.G.O., con lo que recuperaron el proyector y lo entregaron a la Policía Municipal de Villava.



Al joven se le imputa un presunto delito de robo con fuerza y las diligencias propias del atestado han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona.

DETENIDA UNA VECINA DE TUDELA POR ROBAR A UN CONOCIDO

Por otro lado, agentes de la comisaría de Policía Foral en Tudela han detenido a P.M.F., vecina de la localidad de 35 años y con numerosos antecedentes policiales, por un delito continuado de hurto.

Un ciudadano interpuso una denuncia en la que relataba que había sufrido varios hurtos en las últimas fechas, en las que había echado en falta diversas cantidades de dinero, así como teléfonos móviles e incluso un ordenador portátil, y sospechaba de una conocida que había estado presente en todas las ocasiones.

En la denuncia, la víctima relató que había recuperado su propio ordenador en un local de compraventa de segunda mano de Tudela, con lo que se iniciaron las investigaciones que permitieron confirmar que la sospechosa había sustraído el portátil y que el responsable del comercio de segunda mano, vecino de la localidad de 42 años, lo ofrecía para su venta.

Por este motivo, los agentes detuvieron a P.M.F. como presunta autora de un delito de hurto continuado y al responsable del establecimiento como presunto autor de un delito de receptación, diligencias de las que se encarga el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Tudela.

Sobre este último caso, las mismas fuentes explican que el delito de receptación está penado con prisión de seis meses a dos años, para quien "con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos".

Además, si para llevar a cabo el delito se utiliza un local comercial, la norma prevé la imposición de sanciones económicas o incluso su clausura (temporal o definitiva).

En este sentido, desde Policía Foral se incide en la necesidad de comprobar la procedencia de objetos de segunda mano que se quieran adquirir, por ejemplo mediante la presentación de facturas, para evitar comprar objetos robados.

También se recomienda desconfiar cuando se ofrezcan objetos a precios muy reducidos. Un primer paso tras sufrir un robo puede ser la consulta en internet de aplicaciones y páginas conocidas en las que se vende de todo. En caso de reconocerlos es necesario avisar a la policía para que intervenga en la identificación y detención del vendedor.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un joven de Villava roba un proyector antiguo de cine de una bajera y lo pone a la venta a través de una app móvil