SUCESOS

Así han pasado Jonathan y Jaione, la pareja fugada de Pamplona, los siete días en paradero desconocido

Los menores, que han pernoctado a la intemperie en un parque de Huesca, eran ajenos a su búsqueda al no tener operativos sus teléfonos móviles.

Jonathan y Jaione, los jóvenes que permanecieron una semana desaparecidos y fueron encontrados en Huesca.
Jonathan y Jaione, los jóvenes que permanecieron una semana desaparecidos y fueron encontrados en Huesca.  

Las familias de Jonathan Echeverría y Jaione Erviti, los jóvenes desaparecidos en Pamplona durante una semana, por fin respiran aliviadas. La pareja fue localizada en Huesca este martes por la tarde, cuando un policía municipal les reconoció por la ficha que Policía Foral había enviado alertando de su desaparición. Hasta ese momento, los menores habían permanecido ajenos al revuelo que su fuga estaba causando.

Los familiares de Jonathan y Jaione afirman sentirse "tremendamente felices" después de una semana de angustia. Este martes por la tarde pudieron reencontrarse con los jóvenes en la comisaría de policía local de la capital oscense. Fueron los propios agentes municipales quienes informaron a los menores de la campaña que se había activado para localizarles, ya que ellos no tenían operativos sus teléfonos móviles. Según explicaron los jóvenes, asustados ante la reacción de sus familiares, no habían tenido conocimiento de la búsqueda.

La pareja, que había desaparecido durante la noche del martes 16 de agosto, había viajado en autobús desde Pamplona hasta Tudela. La última información que se tenía de Jaione era que había sido vista en la estación de autobuses aquella misma noche. Desde la capital Ribera tomaron otro autobús que les llevó hasta Zaragoza y de allí se desplazaron a Huesca, donde han permanecido durante los últimos seis días.

Jonathan y Jaione, de 15 y 16 años respectivamente, han pasado los últimos días en un parque de la ciudad aragonesa, donde dormían a la intemperie. Cuando fueron localizados tenían unas bolsas de comida que habían conseguido a través de un cura y con el dinero que habían pedido a los viandantes. Los menores se habían marchado de casa con aproximadamente 80 euros y mantenían la misma ropa con la que habían salido.

Desde la pasada madrugada, los jóvenes han vuelto a sus casas donde han explicado las razones de índole personal para emprender esta huida que ha supuesto para los familiares un calvario de incógnita y angustia que ha terminado tras siete días.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así han pasado Jonathan y Jaione, la pareja fugada de Pamplona, los siete días en paradero desconocido