• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:28

 

 
 

SUCESOS

Fuera de peligro el navarro herido en el incendio de discoteca en Bucarest

Tras los dos fallecimientos de hoy, se elevan a 29 los muertos.

Incendio en una discoteca en Bucarest.
Incendio en una discoteca en Bucarest.

Los dos ciudadanos españoles internados en el hospital militar de Bucarest, entre el navarro Imanol Etxarri, se encuentran "fuera de peligro", tras resultar heridos en el incendio en una discoteca de la capital rumana en la que, tras los dos fallecimientos de hoy, se elevan a 29 los muertos.

El navarro es Imanol Etxarri Galarzi, de 22 años, confirmaron a Efe fuentes del citado hospital que declinaron revelar la identidad del otro español herido.

"En la Unidad de Servicios de Urgencia han sido internadas siete personas, de las cuales cuatro están en estado grave y tres resultaron intoxicadas por el humo", indicó el Servicio Rumano de Inteligencia (SRI) en un comunicado.

De esos siete heridos, "dos son de ciudadanía española y uno italiana", añadió.

Ambos "se hallan fuera de peligro", según aseguraron a Efe fuentes diplomáticas españolas en Bucarest, información que ha sido también confirmada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

El responsable del servicio de emergencias del país balcánico precisó que aún hay 140 personas hospitalizadas, de las cuales más de una treintena se encuentran en estado crítico, por lo que las autoridades no descartan que pueda aumentar el número de muertes.

Todos los fallecidos han sido identificados, pero no todos los heridos.

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, apuntó ayer al incumplimiento de las normas de seguridad como causa del incendio.

"Se ignoraron normas simples de seguridad", señaló Iohannis, quien se mostró consternado ante el trágico acontecimiento.

En una sesión extraordinaria, el Ejecutivo rumano declaró el sábado tres días de luto oficial y encomendó al fiscal del Estado que se persone en las investigaciones del siniestro.

Según explicaron a Efe dos testigos de la tragedia, un pequeño artefacto pirotécnico, que se suele utilizar con frecuencia en las celebraciones de cumpleaños en los bares en Rumanía, soltó chispas que provocaron que un pilar que se hallaba a un metro de distancia comenzara a arder.

Pocos segundos después, las llamas ascendieron hasta el techo, lo que causó el pánico entre los 400 asistentes en el club y una estampida que se llevó por delante a mucha gente. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fuera de peligro el navarro herido en el incendio de discoteca en Bucarest